El representante de Paolo Guerrero contó cómo están las negociaciones con Boca

Balbi reconoció el deseo del futbolista aunque aclaró: "No se va a salir de un contrato sumamente cuantioso simplemente por cumplir un sueño".
Balbi reconoció el deseo del futbolista aunque aclaró: "No se va a salir de un contrato sumamente cuantioso simplemente por cumplir un sueño".

Juan Román Riquelme aseguró que, si gana la agrupación de la que forma parte como candidato a vicepresidente segundo, irá en busca de Paolo Guerrero. Sin embargo, no es el único dirigente del Xeneize que tiene en la mira al delantero peruano para sumarse al club de La Ribera en el próximo año.

Ídolos, refuerzos y proyectos: qué ofrece cada candidato de Boca

Y después de que Ricardo Gareca confirmara el interés de parte del mundo Boca por el jugador de Internacional de Porto Alegre, fue el propio representante del futbolista quien admitió, no sólo la intención, si no que ya comenzaron algunas averiguaciones y hasta hubo contacto entre los clubes.

"Sé que la gente de Boca se puso en contacto con la del Inter, pero aún no sucedió nada, fueron simples preguntas", comenzó diciendo Francesco Baldi en charla con Súper Deportivo, y aunque reconoció que a "Paolo le encantaría ir a Argentina, a Boca sobre todo",  también destacó: "Paolo pertenece a Internacional y, sin transferencia o pago de resolución de contrato, que es de 4.5 millones de dólares, es imposible que salga". 

El futbolista de 35 años tiene contrato con el club gaúcho hasta junio de 2021. Allí, además de la comodidad de un vínculo extenso (podría terminar su carrera ahí), tiene un sueldo importante. "Más allá de querer, él también va a ver muy de cerca la posición económica de su salario. Lógicamente, tampoco se va a salir de un contrato que es sumamente cuantioso y por tres años de duración, simplemente por cumplir un sueño. Él es padre de familia y anda muy cómodo en Porto Alegre, hasta compró una casa", dijo Balbi y pidió calma porque conoce la situación política que se vive en La Ribera: "Hay elecciones en Boca y, por más que Paolo tiene un cierto cariño por un exjugador que ambos conocemos bien, él respeta a la institución y espera que una vez terminado los comicios, se sienten a negociar de forma más definitiva”.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

Otras historias