La revolución checa apaga la luz de los Países Bajos

·2 min de lectura

Primera gran sorpresa de la Eurocopa. Los resultados de la fase de grupos daban a Países Bajos como clara candidata a ocupar una plaza de semifinalista. En teoría, tenía el camino más fácil. En octavos de final tenía que lidiar con la discreta República Checa y en cuartos ante Dinamarca o Gales, ayer se confirmó que serían los daneses. No llegará a jugar. La selección dirigida por Frank de Boer es la primera grande, la primera favorita en irse a casa, el primer país caído que no conquistará el imperio europeo. Ha caído con 10 por la expulsión de De Ligt, y por dos goles en contra.

El partido comenzó en dos minutos fatídicos de la segunda mitad. Malen lanza un autopase, se queda solo contra Vaclik y no tira. Intenta recortar con un quiebro hacia un lado que le intuye el meta y saca el balón. Un par de minutos después, Sevcik y De Ligt pujan por un balón. El central era el último hombre. Se resbala y desvía el balón con la mano. El árbitro pita amarilla. Se toca el pinganillo, se encienden las alarmas. El VAR actúa. Ocasión manifiesta de gol. Tarjeta roja. Países Bajos se desploma. La revolución de terciopelo se desata en Budapest.

De Ligt expulsado | Alex Pantling/Getty Images
De Ligt expulsado | Alex Pantling/Getty Images

La expulsión de De Ligt dio alas a los checos que comenzaron a crecer y a buscar la portería rival. Dominaron a los neerlandeses, que estaban batidos, y al final tuvieron premio a balón parado. Holes remató en el segundo palo, solo, con el portero en el palo contrario. Explosión de júbilo checo. Campanada y gol.

República Checa | Alex Pantling/Getty Images
República Checa | Alex Pantling/Getty Images

La República Checa avanzó sin miedo por las filas neerlandesas. No se dejó amedrentar y continuó haciendo daño a la herida. No dio un paso atrás, pero permitió a los Países Bajos adelantar líneas. Cayeron en la trampa. Contraataque y Schick, el goleador, el héroe nacional, marcó el segundo. Partido sentenciado.

Schick | Alex Pantling/Getty Images
Schick | Alex Pantling/Getty Images

Twitter señala a Van der Vaart

La República Checa celebró el pase a octavos, España ha celebrado la humillación de Van der Vaart. El exjugador del Real Madrid y el Betis, el neerlandés que no pudo rechazar el disparo de Andrés Iniesta en la final del Mundial, criticó el fútbol de la selección española antes de la última jornada de fase de grupos. Ahora su selección ha caído eliminada. Twitter no tardó en estallar. Solo unos pocos minutos después del primer gol, Van der Vaart se coló en la lista de tendencias. En el momento de la publicación de este artículo, es segundo en la lista de tendencias… y subiendo.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente