El Rey de copas conquista la Copa con un gran Messi

Javier Álvarez-Beigbeder Suárez
·2 min de lectura

El rey de copas vuelve a conquistar la copa. Tras un partido algo difuso, el Barcelona consigue alzar su Copa del Rey número 31.

Una de las mejores noticias que nos ha deparado el encuentro ha sido la sonrisa de Messi. La sonrisa del argentino al levantar el título. Un rostro que era incapaz de esconder la felicidad que le recorría por dentro. La cara que todos queremos ver.

Athletic Club v FC Barcelona - Copa del Rey Final | Fran Santiago/Getty Images
Athletic Club v FC Barcelona - Copa del Rey Final | Fran Santiago/Getty Images

El Barça ha completado una segunda parte maravillosa, acumulando la determinación y puntería que ha faltado en tantos momentos clave de esta temporada. Este título era esencial para que los jugadores se diesen cuenta de que el doblete es aún posible. El Barça es un equipo renovado, un equipo que no se rinde nunca y hoy ha vuelto a demostrarlo. Seguramente esta copa del rey haya sido con diferencia la más difícil de ganar de la última década. Remontadas épicas en el último instante contra el Granada, darle la vuelta a un 2-0 en el Sánchez Pizjuán y vapulear a un gran Athletic en la final.

A diferencia de lo que ocurrió en la supercopa, hoy si se ha visto con claridad que uno de los dos equipos era un grande del fútbol mundial. En todo momento del partido se ha sabido perfectamente que conjunto llevaba la voz cantante, y es que el Barça no ha permitido al Athletic generar ningún tipo de peligro. Este es el camino a seguir para lo que resta de temporada y para comenzar la próxima.

Athletic de Bilbao v FC Barcelona - Spanish Copa del Rey | Soccrates Images/Getty Images
Athletic de Bilbao v FC Barcelona - Spanish Copa del Rey | Soccrates Images/Getty Images

El nivel de juego que ha ofrecido el Barça en la segunda mitad es difícilmente superable. Conducciones precisas, circulaciones veloces y entregas perfectas que permitieron a los culés anotar cuatro tantos.