Ribera: "Veo al equipo fuerte anímicamente y muy unido"

EFE/EPA/BO AMSTRUP/Archivo
EFE/EPA/BO AMSTRUP/Archivo

Trondheim (Noruega), 8 ene (EFE).- Fiel a su filosofía de encarar cada partido como si fuese el último, el seleccionador español de balonmano, Jordi Ribera, no quiere hablar de títulos, ni de medallas, pero sí ve al equipo "fuerte anímicamente y muy unido" para afrontar con las máximas garantías el Europeo.

"Yo lo que veo en estos momentos es que el equipo está bien, que es un equipo fuerte anímicamente. Veo al equipo muy unido y eso lo demuestra tanto dentro como fuera del campo. Disfruto viendo al grupo cómo se relaciona y cómo es capaz de superar los momentos difíciles", señaló Ribera en una entrevista concedida a la Agencia EFE.

Pregunta.- ¿Cómo llega el equipo al Europeo?

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

Respuesta.- Han sido dos semanas muy buenas de preparación con tres partidos muy exigentes en los que hemos ido de menos a más.

Contra Portugal el primer día nos costó mucho ganar, pero hay que tener en cuenta que Portugal está a muy buen nivel, por eso fue capaz de ganar hace unos meses a Francia. Luego en el segundo ante Polonia ya estuvimos un poco mejor y contra Rusia hicimos cuarenta minutos muy buenos, que nos dejan la sensación de que el equipo está a punto para competir.

P.- ¿Qué es lo que más le ha gustado del equipo?

R.- Creo que hemos sabido reponernos a los momentos complicados de los partidos, porque tanto ante Portugal como ante Polonia no fue fácil, pero el equipo siempre tuvo respuesta ante esas dificultades y cuando tuvo su oportunidad la supo aprovechar para encarrilar el marcador

También me ha gustado como han funcionado las dos alternativas defensivas, pese a que en los dos primeros partidos recibimos muchos goles, pero ya contra Rusia sólo encajamos nueve goles en la primera mitad.

P.- ¿Y en qué aspectos debe todavía mejorar el equipo?

R.- Hay que ser más regulares en los partidos. A veces tenemos pequeñas fases en las que parece que desconectamos un poco y aunque ya contra Rusia nos ocurrió menos, en el Europeo hay que reducir al máximo esas pequeñas desconexiones.

P.- Por lo visto en la fase de preparación las opciones del equipo español vuelven a cimentarse en la defensa. ¿Qué tiene de especial la defensa española?.

R.- Yo tampoco desmerecería el ataque. Creo que ofrecemos bastantes variantes en nuestro juego, incluso, hasta en determinados momentos hemos tenido un poco de lanzamiento exterior.

Luego en defensa tenemos esas dos variantes, el 6-0, que siempre ha sido la base de la selección, y el 5-1, que nos permite que cuando un equipo se acomoda a nuestro 6-0 podamos variar y luego si queremos podemos volver a cambiar.

P.- Hablando de ataque. Parece que el equipo ha adquirido nuevos matices, que incluso se atreve con un juego más directo.

R.- Creo que seguimos siendo fieles a un estilo de juego táctico o creativo, pero la incorporación de un Maqueda, de un Alex -Dujshebaev- o de un Dani -Dujshebaev-, que ha empezado a lanzar desde fuera, evidentemente nos da una mayor riqueza, pero creo que seguimos siendo un equipo que necesita trabajar bien los ataques para conseguir gol.

P.- En este sentido. ¿Qué aporta el regreso de un jugador como Jorge Maqueda?

R.- Jorge tiene un estilo de juego más incisivo, de más lanzamiento exterior y el equipo ha integrado eso a su forma de jugar para que él pueda contribuir al equipo en esas facetas.

P.- En los últimos meses se ha ganado a rivales de la talla de Noruega, en dos ocasiones, y Suecia. ¿Vuelve a estar el equipo al nivel que le llevó a ganar el Europeo de Croacia?

R.- Esos resultados te dan confianza, pero el equipo siempre ha dado la cara en todas las competiciones, incluso en aquellas en las que los resultados no han sido positivos como en el Mundial, pero incluso en esos momentos el equipo siempre ha competido y eso es algo que hay que valorar.

P.- A diferencia de lo ocurrido en el Mundial, en esta ocasión el calendario se presenta más amable con Alemania y Croacia como rivales para alcanzar las semifinales.

R.- Siempre he pensado que somos un equipo que tiene que jugar bien para ganar. Quizá otros equipos puedan permitirse pensar que hay rivales a un nivel inferior, pero nosotros tenemos que trabajar en todos los partidos, que luego sea más fácil o difícil será en función de si somos capaces de jugar bien o mal. Esa tiene que ser nuestra filosofía

P.- Pero sí que es cierto que el partido con Alemania en la segunda jornada se antoja clave para poder acceder a las semifinales. ¿No llega demasiado pronto?

R.- En el Europeo todos los partidos son importantes, porque no se puede fallar. Antes se clasificaban tres equipos para la segunda fase y ahora sólo dos, por lo que pensar ahora en Alemania, en los que tenemos que pensar es en el primer partido con Letonia.

P.- Pero sus sensaciones a un día del inicio del torneo cuáles son. ¿Ve al equipo revalidando el título conquistado hace dos años?.

R.- Yo no quiero hablar de títulos, ni de medallas. Yo lo que veo en estos momentos es que el equipo está bien, que es un equipo fuerte anímicamente. Veo al equipo muy unido tanto dentro como fuera del campo. Disfruto viendo al grupo cómo se relaciona y cómo es capaz de solucionar momentos difíciles dentro del campo,

Veo a la selección bien y si nos respetan las lesiones y tenemos esa pizca de suerte que siempre hay que tener, el equipo llega bien. Luego será el torneo, el camino, el que nos ponga en nuestro sitio.

Javier Villanueva

Otras historias