River, el claro favorito en el hipotético clásico

Gastón Hirschbrand
·3 min de lectura

Es verdad que todavía faltan dos fechas para que culmine esta primera parte de la Copa Liga Profesional 2021 y que hasta incluso tanto Boca como River, que en este momento se estarían cruzando en los cuartos de final del certamen, pueden quedar eliminados.

También es verdad y puede ser factible que ambos equipos se clasifiquen pero en distintas posiciones a las actuales (River tercero en la Zona 1, Boca segundo en la Zona 2), y que no se termine dando el choque tanto esperamos, al menos en el primer partido eliminatorio de los Playoffs.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Sin embargo, la posibilidad de tener un nuevo Superclásico (cabe recordar, por si queda algún desprevenido, que se enfrentarán en los octavos de final de la Copa Argentina) nos ilusiona a todos los futboleros y por eso quiero expresarme sobre la actualidad de cada conjunto, ya que he leído muchas opiniones en el último tiempo con las que difiero totalmente.

Todos sabemos que el fútbol, sobre todo en Argentina, cambia constantemente y mientras un fin de semana tu equipo puede ser halagado ya sea por un buen rendimiento o un buen resultado, al siguiente la cuestión tiene chances de ser radicalmente distinta, con críticas despiadadas e injustificadas. Así es este mundo, así es este país.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Yo prefiero manejarme con serenidad y analizar los pormenores de cada elenco, que si bien hoy marcan que Boca podría llegar con un ánimo más templado en este momento por el positivo inicio en la Libertadores o por el buen presente de sus mediocampistas, por citar ejemplos, pienso que no serán definitorios a la hora de matizar sobre este juego, porque la regularidad y constancia supera a todo.

No solo el River de Marcelo Gallardo se sigue sosteniendo con creces desde su asunción en 2014, sino que además el historial reciente de enfrentamientos entre sí marca que el "Xeneize" solo ha podido vencer a su clásico rival en uno de sus últimos diez choques (perdió cuatro e igualaron en los restantes cinco), partido que no le sirvió a Boca para conseguir su objetivo de pasar a la final de aquella Libertadores (ganó 1 a 0, pero el global fue 2 a 1 para el "Millo" en 2019).

Más allá de que el equipo de Miguel Russo ha mostrado evoluciones respecto a algunas semanas atrás, con un Carlos Tevez intacto, un Sebastián Villa más liberado y suelto para aprovechar su velocidad, un mediocampo con Medina-Varela-Almendra que ilusiona y una zaga central de López-Izquierdoz que deberá ser inamovible, sigo viendo a River mucho más maduro, con mayores recursos en cuanto al juego para superar a su rival.

Obviamente que es fútbol y que puede pasar cualquier cosa, y más aún teniendo en cuenta que es a enfrentamiento único, donde generalmente un resultado inesperado llega con mayor facilidad que a choques ida y vuelta.

Pero, si analizamos probabilidades teniendo en cuenta antecedentes, y basándonos en lo que nos ha mostrado el "Millonario" del "Muñeco", con laterales que te atacan constantemente, mediocampistas creativos que filtran pelotas como un puñal, delanteros incisivos que están al acecho esperando para definir las jugadas, y alguna obra de magia de "Napoleón" que siempre funciona de cara a los Superclásicos, no imagino un duelo eliminatorio entre estos dos equipos sin la victoria del River de Gallardo, o al menos sin una superioridad remarcable en cuanto al ritmo de partido y de imponer condiciones tanto en defensa como en ataque. Ojalá tengamos este imperdible Superclásico.