River sintió la "ausencia" de un Borré que no gravitó en ningún momento del partido ante Racing

Joaquín Jary
·2 min de lectura

Espero no equivocarme, pero todos cuando somos chicos tenemos ese olfato, que ni el COVID nos hubiera quitado, de saber cuándo metemos la pata. Cuando íbamos a mamá o papá con el cuaderno rojo en mano, por ejemplo, pero ya anteponiendo el "perdón" y el "yo no hice nada" antes de contar lo sucedido. Hoy el caso de Borré será similar con el Muñeco Gallardo.

El delantero colombiano no tuvo un buen partido y por ese motivo fue sustituido en el complemento, que no suele pasar. Fue amonestado y desde ahí no paró de reprocharle al árbitro casi gritándole "écheme, juez". Se lo vio extraño en la cancha, erró algunos pases que no solía pifiar, y uno de ellos casi deriva en gol de Racing. Si hay algo que no es, es displicente y hoy lo fue.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Que si, que no, que si, que no... En medio del encuentro, surgió la casi confirmación de que Rafael Santos Borré se irá en junio al Gremio de Brasil. Finalmente se marchará libre del club que tanto le dio. Su cabeza parece estar allá, pero aun quedan meses para dejar de jugar en el exigente Millonario. ¿Cómo se le pide más? ¿Seguirá siendo titular? Todo es duda, pero lo cierto es que en el vestuario el máximo goleador de la Era Gallardo, antes que el DT abra la boca, se justificará y le suplicará que no lo borre. Porque esto otra vez no puede pasar.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.