Robert MacIntyre sorprende en la última vuelta y se queda con el trofeo en Roma

·1 min de lectura

Cuando la definición en Roma parecía estar encerrada entre dos nombres de peso, Robert MacIntyre surgió con fuerza mediante una última vuelta destacada de 64 golpes, para forzar el desempate y, posteriormente, consagrarse campeón del DS Automobiles Italian Open.

Matt Fitzpatrick, el ganador del US Open en esta temporada, arribó como líder a la jornada de este domingo, escoltado por Rory McIlroy, vencedor en la FedEx Cup hace pocas semanas. Sin embargo, fue el escocés de 26 años quien dio el golpe para la segunda conquista de su carrera en el European Tour (su anterior había sido en noviembre de 2020, en Chipre).

Situado en el puesto 110 del ranking mundial, con el 42º como su mejor registro el año pasado, el nacido en Oban firmó, durante la cuarta ronda en el Marco Simone Golf & Country Club, una tarjeta con 10 birdies y tres bogeys.

El total de 270 golpes (-14) lo llevaron a igualar al inglés y quedar por encima del francés Victor Perez (-13) y del norirlandés McIlroy (-12), quien retrocedió por sus 68 impacos. El australiano Lucas Herbert y el inglés Aaron Rai (-11) integraron el top 5.

En el playoff, ambos finalistas se dirigieron al hoyo 18 y fue el escocés el vencedor gracias a su birdie en el par 5. Fitzpatrick quedó resignado al haberlo completado con la misma cantidad de tiros que el hoyo requería.

Foto: Andrew Redington/Getty Images