Roberto Carlos, inigualable… incluso para Marcelo

OPINIÓN

Roberto Carlos cumple 44 años. Hace ya diez años que dejó la disciplina merengue, pero este lunes fueron pocos los madridistas que obviaron el festejo del mítico lateral brasileño. Lógico, por una parte. Pero igualmente notorio que, una década después de dejar el club como jugador, el ‘3’ siga aglutinando tanto cariño por parte de la hinchada madridista.

Más problemas para Zidane: Ramos y Nacho están apercibidos en La Liga y Champions

Se lo ganó en su momento. Por ser uno de los mejores laterales zurdos que pasaron por el club blanco. Si no, el mejor. Once años al máximo nivel que le valieron para convertirse en el extranjero con más partidos de toda la historia del Real Madrid, mientras ganaba títulos en una de las épocas doradas del club blanco: tres Champions League, cuatro Ligas, además de dos Copas América y un Mundial en ese tiempo con su selección.

Marcelo Athletic Bilbao Real Madrid La Liga

Potencia, inteligencia, un magnífico golpeo de balón y una técnica registrada para lanzar los libres directos le convirtieron en un futbolista único. Uno de los grandes precursores de la ahora asentada fórmula de laterales de largo recorrido para el fútbol moderno. Pero es que fuera de los terrenos de juego, Roberto Carlos era tan carismático o más que dentro del campo. Siempre alegre,  cariñoso con los aficionados, bromista… Se ganó el corazón del aficionado. Y lo hizo para siempre, como bien indica el hecho de que diez años después esté trabajando en el Real Madrid y le recuerden por su cumpleaños.

Quizás a Marcelo le sucederá algo similar cuando cumpla años en 2027. No obstante, son también diez años ya en el club blanco y, por características futbolísticas, coincidiendo también en nacionalidad y esa personalidad alegre y vacilona, se puede decir que Marcelo ha heredado los galones de Roberto Carlos en la banda izquierda. Con suficiencia y brillantez, incluso. Parecía imposible entonces para el Real Madrid encontrar a alguien tan bueno como Roberto Carlos. Pero tardó muy poco en hacerlo. Al menos, dentro del campo. 

Fuera del mismo, y si se permite la comparación, se echa de menos la visibilidad que tenían los ‘Galácticos’, para que Marcelo pueda exhibir el mismo carisma que mostraba Roberto Carlos en su momento. Quizás lo tenga, seguramente. Pero visto cómo a sus 44 años sigue en el corazón del madridismo, el legado de Roberto Carlos se antoja inigualable. Inalcanzable para quien sea. Incluso para el mismísimo Marcelo, con todo lo que significa para el club y el aficionado merengue y con todo lo que ha demostrado en esta última década.

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines