Rodolfo Pizarro tendría que romperla en la MLS para volver a ser considerado por México

Carlos Alberto Pérez García
·2 min de lectura

Rodolfo Pizarro es el ejemplo perfecto de dos cosas: cómo triunfar en la vida y cómo estancar tu carrera. Con el mayor respeto posible, la decepción que provoca verlo con la camiseta de la selección mexicana es gigantesca, y no por malo, sino por lo que pintaba para ser hace tres o cuatro años.

Probablemente sea el sistema de Martino, los contextos de cada partido o el poco entendimiento con sus compañeros, pero lo que es inobjetable es que hoy en día se le ve en un ritmo muy por debajo del resto cada que se enfunda la tricolor.

Siempre fue un jugador de tiempos pausados, pensante y calculador, pero antes sabía combinarlo con una agilidad mental sobresaliente y de alguna forma siempre tenía la bola pegada al pie. El fútbol le fluía de manera natural en pro de sus compañeros y solo quedaba dar el siguiente paso, que era explotar esas virtudes probablemente en Europa; sin embargo, Pizarro hizo todo lo contrario y entró en un limbo llamado Inter de Miami.

Wales v Mexico - International Friendly | Michael Steele/Getty Images
Wales v Mexico - International Friendly | Michael Steele/Getty Images

¡No te olvides de seguirnos también en nuestra cuenta de Instagram, 90min_es, y nuestra cuenta de Twitter, @90minespanol!

Sin culpar a la MLS, porque ahí cada quien labra su propio camino, desde que salió de Monterrey su nivel futbolístico fue en picada, pero lo peor ocurre en la selección nacional, porque es ahí donde el nivel de sus compañeros que están en Europa hacen que el contraste con Pizarro sea drástico.

Con las reiteradas convocatorias, da la impresión de que el 'Tata' no se cansa de exhibirlo, sobre todo porque no logra colocarlo en un sitio donde se sienta cómodo, donde aporte las muchas o pocas virtudes que todavía tiene. Los últimos partidos donde jugó como falso nueve terminaron por sucumbir su credibilidad y generaron la idea de que es un futbolista acabado.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Pizarro tiene todas las virtudes para renacer, pero siendo justos, si hoy en día no llamas a un Javier Hernández por contextos similares, mucho menos deberías tener derecho de convocar a Rodolfo, porque hoy en día él es un jugador que no aporta nada al equipo.

La única forma de tener los argumentos para recibir otra convocatoria es teniendo un inicio de temporada colosal en la MLS. Goles, asistencias, ritmo. Algo que demuestre que está vivo, porque con el nivel mostrado hasta ahora, tiene pinta de ser un futbolista estancado, pero eso sí, con un domicilio envidiable en Miami.

Para más de Carlos Alberto Pérez, ¡síguelo también en Twitter como @CarlosAlbertoPG!