Rodri vuelve al Metropolitano casi cinco meses después

España vuelve al Wanda Metropolitano. El cuadro español juega ante Rumanía (20.45) el último partido de la fase de clasificación para la Eurocopa y todos los ojos estarán puestos en un hombre: Rodrigo Hernández. 

El centrocampista del Manchester City vuelve a la que fue su casa la pasada temporada, después de cambiar Madrid por Manchester por 70 millones de euros. Regresa siendo uno de los mejores centrocampistas de la actualidad, y de hecho, es un fijo en los esquemas de Pep Guardiola. 

Con el técnico catalán, Rodrigo ha jugado 10 encuentros solo en la Premier y ya sabe lo que es marcar. Entre todas las competiciones, ha disputado 14 partidos, jugando 1.134, demostrando por qué ha firmado por el vigente campeón del torneo doméstico. 

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

Además, con España también es uno de los grandes nombres para Robert Moreno. Desde que debutara en marzo de 2018 ante Alemania, el jugador ha jugado en 11 ocasiones, alcanzando su estabilidad en esta fase de clasificación para la Eurocopa. 

En el grupo F, en solo 4 de los 9 encuentros que España jugó no ha partido como titular. Rodri, quien ante Noruega, donde salió ante el banquillo, ante Suecia y Rumanía, donde ni siquiera jugó, y en el empate ante Noruega, donde de nuevo fue suplente, ha demostrado que es digno de la confianza primero de Luis Enrique, después de Robert Moreno. 

Su juventud y su altura (1'91 metros) son algunas de las cualidades por las que Rodrigo se ha convertido en imprescindible para todos los equipos en los que ha jugado. Menos de cinco meses después de marcharse, vuelve al Wanda Metropolitano convertido en uno de los mejores pivotes del mundo, y con un gran potencial y futuro por delante. 

Otras historias