Así quedaron las piernas de Rojas tras la 7ª etapa de la vuelta: ¡parece que van a explotar!

·3 min de lectura
LA ROCHE-SUR-FORON, FRANCE - SEPTEMBER 17: Jose Joaquin Rojas Gil of Spain and Movistar Team / during the 107th Tour de France 2020, Stage 18 a 175km stage from Méribel to La Roche sur Foron 543m / #TDF2020 / @LeTour / on September 17, 2020 in La Roche-sur-Foron, France. (Photo by Tim de Waele/Getty Images)
Jose Joaquin Rojas Gil en una imagen del pasado Tour de Francia. Foto: by Tim de Waele/Getty Images.

Nadie duda de que el ciclismo es uno de los deportes más exigentes con el físico de aquellos que lo practican. Jornadas maratonianas encima de una bicicleta, surcando carreteras y subiendo puertos de montaña a máxima velocidad. Por ello, cuando los corredores llegan a línea de meta, lo hacen generalmente exhaustos, aunque sabedores que, al menos en una gran vuelta, al día siguiente deberán volver a repetir esfuerzo.

Sin duda, José Joaquín Rojas aportó la prueba gráfica de este sacrificio. El corredor del Movistar retrató el estado de sus piernas al término de la octava etapa de la Vuelta España. Un amasijo de venas inflamadas que parecía a punto de estallar y que, como no podía ser de otra forma, llamó poderosamente la atención de los aficionados.

Roglic ganador de etapa

El esloveno Primoz Roglic ganó en solitario este miércoles la 8ª etapa de la Vuelta a España entre Logroño y el inédito alto de Moncalvillo, tras imponerse en un mano a mano a Richard Carapaz, que sigue líder de la carrera.

Roglic se impuso en las duras rampas del alto de Moncalvillo a Carapaz, que fue segundo y tras el que entró en tercera posición el irlandés Daniel Martin (ICA).

"Estoy contento con la victoria", afirmó Roglic, tras la etapa, precisando que "está bien haber ganado algún tiempo (sobre Carapaz en la general), pero lo mejor de todo sería ganar la carrera".

El esloveno, vigente campeón de la Vuelta, ganó su segunda etapa, en esta edición de la ronda española, tras haber vencido en la primera la semana pasada.

La etapa, de 164 km de recorrido, se jugó en la dura subida a alto de Moncalvillo, con unas rampas del 9%, en el que se sucedieron los ataques, mientras los favoritos de la general se vigilaban estrechamente.

Carapaz continúa líder

Roglic saltó a un kilómetro de la meta, pero Carapaz lo alcanzó y trató de atacarlo a su vez sin éxito, hasta que a 700 metros de la llegada, el esloveno lanzó el ataque definitivo.

"Estar mano a mano ahí recuerda viejos encuentros. Ha sido un duelo bastante bonito y vemos a Roglic muy fuerte y que la carrera sigue muy abierta", dijo Carapaz tras la etapa.

"Ha sido una arrancada bastante fuerte, la cual no he podido soportar, así que he seguido a mi paso y he tratado de defenderme como he podido", añadió Carapaz.

El ecuatoriano no pudo responder al último ataque de Roglic y acabó entrando a 13 segundos del esloveno, que recortó un puñado de segundos en la general con el líder.

El ecuatoriano comanda la ronda española con 13 segundos de ventaja sobre Roglic, que se puso segundo, y 28 segundos sobre Martin, que cayó al tercer puesto.

Otras historias que te pueden interesar: