Roland Garros, aplazado una semana con la esperanza de más público

·3 min de lectura

La Federación Francesa de Tenis (FFT) anunció el jueves que retrasará una semana el inicio del torneo Roland Garros con la esperanza de poder aumentar el número de espectadores durante los partidos, según acordó con las autoridades francesas y del mundo de la raqueta.

El torneo de Grand Slam, previsto del 23 de mayo al 6 de junio, se desarrollará, por lo tanto, del 30 de mayo al 13 de junio, con el objetivo de "tener la posibilidad de contar con el mayor número posible de espectadores (...) garantizando las medidas sanitarias", explicó la FFT, organizadora del torneo más importante de tierra batida.

Tras las críticas que levantó el año pasado la decisión unilateral de la FFT de desplazar, en plena pandemia, el torneo al otoño boreal (evitando así la anulación de la edición de 2020), el nuevo presidente de la Federación, Gilles Moretton, consiguió la aprobación del mundo del tenis para retrasar una semana el inicio del torneo, a pesar de los problemas que crean los cambios de calendarios en la ATP, a lo que se suman los Juegos Olímpicos este verano.

"La decisión se consensuó con el consejo de administración de los Grand Slam (que agrupa a los organizadores de los cuatro torneos de tenis más importantes) y, a la vista de las circunstancias, tuvimos todo el apoyo del Open de Australia, de Wimbledon y del US Open", explicaron los organizadores de los cuatro campeonatos en un comunicado común.

- Tono más cordial -

La ATP y su versión femenina, la WTA, publicaron una nota conjunta para destacar la necesaria "flexibilidad" en la gestión del calendario de torneos desde el pasado año.

"La WTA y la ATP trabajan con las partes implicadas en el aplazamiento para optimizar el calendario antes y después de Roland Garros", aseguraron los organizadores del campeonato internacional en un comunicado con un tono mucho más cordial que hace un año.

A diferencia de lo que ocurrió el año pasado, cuando se anuló el circuito entre marzo y agosto, los torneos de primavera en tierra batida podrán celebrarse, comenzando por el Masters 1000 de Montecarlo que se jugará a puerta vacía del 11 al 18 de abril.

Los torneos de 'S-Hertogenbosch (ATP y WTA), Stuttgart (ATP) y Nottingham (WTA), coincidirán con las nuevas fechas propuestas para Roland Garros.

La otra consecuencia del retraso del inicio del torneo francés es que se reduce una semana el tiempo entre el final de Roland Garros y el inicio de Wimbledon (28 de junio al 11 de julio), que desde 2015 se fijó en tres semanas para permitir a los jugadores de hierba una mejor preparación.

- Tres semanas en 2022 -

"Sin embargo, ante el enorme desafío que supone para la FFT organizar Roland Garros y buscando reducir el impacto sobre el resto del calendario, la temporada de hierba perderá una semana en 2021 (...) y volverá a las tres semanas en 2022", afirman los cuatro organizadores de Grand Slam en su comunicado.

Wimbledon fue el único torneo "mayor" anulado el año pasado a causa de la pandemia. Pero los organizadores se beneficiaron de un seguro económico por suspensión del que no dispone la FFT ni este año ni el pasado.

"La Federación no tenía seguro el año pasado y con el covid ¡no es fácil encontrar una aseguradora! De momento, esta solución no está sobre la mesa", afirmó el 31 de marzo a la AFP Gilles Moretton.

Este año, el torneo parisino podrá disputarse bajo el sol de primavera, con público (en otoño tuvieron un límite de 1.000 espectadores diarios) y, por primera vez en su historia, con partidos de noche.

El tenista español Rafael Nadal parte como favorito en la pelea por el decimocuarto título de Roland Garros, y su torneo "mayor" número 21, en la igualada lucha por el récord que mantiene con Roger Federer (20).

ig/jr/grp/psr