Romero - Bravo: indiscutidos en sus selecciones, suplentes en sus clubes

El argentino hace cuatro temporadas que no puede ser titular en los equipos que defiende, mientras que el chileno llegó con pergaminos a Manchester City y terminó en el banco.

Fútbol curioso e impensado. En el duelo entre Argentina y Chile, clave por las Eliminatorias Sudamericanas, en los arcos se jugará el derbi de Manchester entre Sergio Romero, del United, y Claudio Bravo, del City. Sin embargo, lo llamativo de la situación es que se trata de dos hombres que son indiscutidos en sus respectivas selecciones, pero suplentes en sus clubes. ¿Sobrevalorados en Sudamérica o infravalorados en Europa?

El caso del argentino es realmente sorprendente: nadie discute (o cada vez se discute menos) su presencia entre los titulares. Sin embargo, a pesar de ser el dueño absoluto del arco albiceleste desde hace casi siete años, hace ya cuatro temporadas que no puede ganarse un puesto en los equipos que defiende en el otro lado del Atlántico. Con Mónaco, en la temporada 2013-2014, jugó apenas nueve encuentros; con Sampdoria, en la 2014-2015, acumuló once; y en Manchester United, desde mediados de 2015 hasta hoy, lleva 21. Aunque en lo que va de este año lleva mucho más ritmo que en los anteriores, con siete apariciones y buen nivel: en cinco de sus juegos mantuvo el arco en cero.

Con el chileno, mientras tanto, la situación es distinta. Porque si bien su presente es similar al de Chiquito, el contexto previo es bien diferente,. Bravo tuvo dos temporadas exitosas en Barcelona, en las que disputó mano a mano un lugar con Marc-André ter Stegen, en un duelo que, al final, no tuvo vencedores ni vencidos: el capitán de la Roja jugó siempre en la Liga y el alemán, en la Copa del Rey y la Champions League. Finalmente, Josep Guardiola lo llevó a Manchester City, lo adornó con elogios y hasta le dio el puesto del histórico Joe Hart, que debió irse a Torino para tener continuidad. Sin embargo, el ex-Colo Colo empezó a fallar, las críticas (exageradas, en cierto punto) se acumularon como las hojas en el otoño, y finalmente Pep terminó por darle la titularidad a Willy Caballero. En total, el arquero lleva 26 partidos en la temporada, pero solamente seis en 2017.

Juan Antonio Pizzi, durante la última semana, declaró que no tiene dudas sobre su arquero y cree que Bravo es “indiscutible”. Edgardo Bauza, menos expresivo, le sigue dando la derecha a Romero, como se la dieron sus antecesores: Gerardo Martino, Alejandro Sabella, Sergio Batista y Diego Maradona. Algo, de todas maneras, sigue sin cuadrar.

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines