Rubi apela al "respeto" a Fekir en vísperas de "la batalla" de Leganés

Agencia EFE
El entrenador del Real Betis, Joan Francesc Ferrer (c). EFE/Rodrigo Jiménez/Archivo
El entrenador del Real Betis, Joan Francesc Ferrer (c). EFE/Rodrigo Jiménez/Archivo

Sevilla, 14 feb (EFE).- El entrenador del Betis, Joan Francesc Ferrer 'Rubi', ha asegurado este viernes que el francés Nabil Fekir, sancionado para Leganés en un partido que auguró como una "batalla", "es un jugador que todavía no tiene el respeto que se merece en LaLiga" por ser el que más faltas recibe y que "habría que cuidarlo un poco más".

Rubi compareció en rueda de prensa antes de dirigir el penúltimo entrenamiento de su equipo para el partido del domingo en Butarque y, entre otros asuntos, lamentó no poder contar con el mediapunta galo por las dos tarjetas que vio ante el Barcelona, lo que le privará de contar con "un jugador diferencial".

"Si está bien, es indiscutible", aseveró sobre Fekir el técnico catalán, quien no obstante recordó que el Betis ha hecho esta temporada "muy buenos partidos sin" el campeón del mundo, "lo que es un mérito de la plantilla", aunque incidió en su queja por el rigor con el que fue expulsado Fekir en el partido contra el Barcelona.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

"Es un jugador que todavía no tiene el respeto que se merece en la Liga. Recibe muchas faltas", el que más de todo el campeonato, y habría que "cuidarlo un poco más", afirmó Rubi, quien se mostró "convencido" de que "no hay mala fe" en los árbitros, sino "momentos difíciles por la presión de todo el mundo".

Consideró que si él fuera árbitro "sería un desastre" porque "es muy difícil arbitrar" y calificó el nivel del arbitraje español como muy bueno aunque "hay que unificar criterios", zanjó

Respecto al partido ante el Leganés, el entrenador bético dijo que espera "una batalla" contra "un rival que está en línea ascendente y que "ha ganado tres partidos de los que ha jugado en casa con el nuevo entrenador, por lo que espera que su equipo esté "preparado para defender balones largos y el balón parado", la principales armas ofensivas del Leganés.

Rubi opina que una victoria en el feudo pepinero "va a dar mucha moral" a sus futbolistas "para el partido del Mallorca: no hay más historia, hay que ganar y, a partir de ahí, con esos tres puntos, a encadenar otra victoria en casa", concluyó.

Otras historias