Reino Unido prohíbe la publicidad de Ryanair sin mascarillas tras miles de quejas

M. J. Arias
·3 min de lectura

Sin mascarillas y sin distancia social. Así era, en resumen, la actitud que mostraban los protagonistas de una campaña publicitara de Ryanair para alentar a los británicos a reservar sus vacaciones de Semana Santa y verano que ha sido prohibida por el organismo regulador de la publicidad en Reino Unido. La compañía no comparte ni la decisión ni los argumentos, pero acatará lo dictado por la Advertising Standards Authority, según recoge The Guardian.

Ryanair no comparte los argumentos del fallo, pero lo cumplirá igualmente. (Foto: Getty Images)
Ryanair no comparte los argumentos del fallo, pero lo cumplirá igualmente. (Foto: Getty Images)

El anuncio en cuestión tiene el dudoso honor de haberse convertido en el tercero más denunciado de los registrados por el citado organismo regulador británico. Con 2.370 quejas, se sitúa solo por detrás de un lanzado por uno de Paddy Power que prometía devolver el dinero si Oscar Pistorius salía absuelto de la acusación de matar a su novia y del de booking.com que sustituyó la palabra ‘reservas’ por una palabrota. Aquellos acapararon 5.525 y 2.451 protestas. El primero fue prohibido, como el de la aerolínea. No así el segundo.

En la campaña lanzada en diciembre denunciada por los consumidores y que debe ser retirada, Ryanair mostraba una botella con la etiqueta de ‘vacuna’, una jeringuilla y a personas de vacaciones sin cumplir con las medidas de seguridad por el coronavirus a día de hoy establecidas. Además, se decía: “Las vacunas COVID están llegando, así que reserve sus vacaciones de Pascua y verano hoy con Ryanair”.

Por todo ello, la Advertising Standards Authority ha considerado que “es probable que algunos espectadores infieran que para la Semana Santa y el verano de 2021 sería posible que cualquier persona se vacunase para irse de vacaciones (…) y que las restricciones en torno al distanciamiento social y el uso de máscaras no serían necesarias una vez que las personas fueran vacunadas”. Algo que ya han avisado numerosos expertos que no ocurrirá. Aunque se esté vacunado con la dos dosis, la mascarilla y el distanciamiento social deben seguir manteniéndose.

Por eso, en su fallo, el organismo regulador de la publicidad en Reino Unido cree que con su anuncios, que no podrán volver a emitirse, Ryanair podría “alentar a las personas vacunadas a ignorar o disminuir su adherencia a las restricciones, lo que a corto plazo podría exponerlos al riesgo de una enfermedad grave y, a largo plazo, podría provocar la propagación del virus” promoviendo un comportamiento “irresponsable”.

En su defensa, la compañía de Michael O’Leary, alegó que dichos anuncios lo que mostraban era a gente “de vacaciones en su burbuja social” y que no existe ningún requisito que les obligue a mostrar a los turistas con “mascarilla o distanciamiento social”. Además, defendían que su intención era la de lanzar mensajes “edificantes y alentar a los espectadores a considerar un futuro mejor”.

Sobre el fallo, un portavoz de la aerolínea ha manifestado que “el fallo de la ASA va en contra del exitoso lanzamiento de la vacuna en el Reino Unido”. Considera, recoge The Guardian, que “esta decisión no tiene fundamento”, aunque la acatan.

EN VÍDEO | Ryanair da un balón de oxígeno a Boeing y compra 75 aparatos de su avión maldito, el 737-Max