¿Sabes identificar la miel de verdad?

Yahoo Vida y Estilo
Foto: Rawf8/istock
Foto: Rawf8/istock

La miel es un líquido dulce hecho por las abejas que usan el néctar de las flores. Por lo tanto, se trata de un endulzante puro y natural con muchos beneficios. ¿Cómo cuáles? Se ha usado en la medicina por más de 5 mil años, pues tiene propiedades de cicatrización de heridas y de acción antibacteriana. Además podría ayudar a prevenir el reflujo ácido y combatir infecciones. Y ni hablar de que es una alternativa más saludable al azúcar refinada, a la hora de endulzar las comidas.

Ahora bien, este 'oro líquido', como se lo conoce popularmente, ha sido adulterado. La miel 'falsa’ consiste, generalmente, en un poco de miel mezclada con otros jarabes de azúcar que provienen de plantas como la caña de azúcar, el maíz o el arroz. Suelen ser más económicos y fáciles de producir que la miel pura.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

Por ejemplo, al menos en la Ciudad de México, tres de cada cuatro frascos de miel que se comercializaban estaban adulterados, principalmente con jarabe de maíz, según alertó el Comité Nacional Sistema Producto Apícola de ese país.

Y si alguna vez te sucedió que, al abrir el tarro de miel escuchaste un pequeño sonido tipo 'pop', esto podría indicar que estabas frente a un producto que había sido adulterado, ya que puede haber tenido lugar un proceso de fermentación en su interior.

También te puede interesar: La miel de abeja, ¿es vegana?

¿Cómo diferenciar la miel pura de la adulterada?

Para empezar, es clave leer las etiquetas de los productos. En el caso de la miel, debería decir 'natural', 'del bosque' u 'orgánica'. Si se mencionan otros ingredientes podrías estar frente a un envase de miel adulterada.

También debes observar el producto. La miel sin procesar tiende a ser opaca y, dependiendo de la variedad, tiene un color oscuro. Además, las mieles más puras tienen impurezas naturales (pólen, pan de abeja, cera, por ejemplo) y tienden a solidificarse creando cristales o mármoles.

También hay tres maneras caseras que podrían ayudar a verificarlo, según la Bioguía:

Test del fuego. La miel pura es inflamable. Entonces, con mucho cuidado, toma un poco de algodón y cúbrelo de miel. Con un encendedor, haz que la miel entre en contacto con el fuego. Si se enciende, es miel pura, si no, es adulterada.

Test del vinagre. Mezcla una cucharada de miel con un poco de agua y unas 2 o 3 gotas de vinagre. Si el resultado de esta mezcla crea algún tipo de espuma, entonces esta miel ha sido adulterada. 

Test del calor. Al calentar la miel pura, se caramelizará de forma inmediata. si es falsa hará ebullición y se evaporará.

También te puede interesar: 5 razones para incorporar miel en la rutina para el cuidado del cabello

Si tienes dudas, consulta con un especialista de la salud.

Otras historias