Salah y Mané se combinan para el éxito del Liverpool

·2 min de lectura

A los 55 minutos del partido ante Villarreal, Mohamed Salah tomó el balón a metros del área rival sin oposición y giró para ponerse de frente. Entre medio de las camisetas amarillas visualizó la diagonal que le marcó Sadio Mané y cedió un pase entre las piernas de un rival para que el senegalés convierta el segundo gol con una sutil definición por el costado del arquero.

Ese tanto fue el séptimo en el que ambos futbolistas africanos se combinaron para marcar en la Champions League, siendo la cifra más alta para cualquier dupla de un equipo inglés, junto con Wayne Rooney-Ryan Giggs y Salah-Roberto Firmino.

Además, el extremo senegalés alcanzó los 14 festejos en instancias eliminatorias de la máxima competencia europea e igualó la marca de Didier Drogba como el africano con más anotaciones en este tipo de partidos.

Desde su primera participación en la competición (2017-18), solo Karim Benzema, quien está atravesando un momento envidiable con Real Madrid, ha marcado más goles que Mané en fases finales, con 16.

Además, el extremo de 30 años es el máximo anotador histórico del Liverpool en instancias de eliminación directa desde que la competencia lleva el nombre de Champions League. El que lo sigue en la lista es su compañero Mohamed Salah, con 11 anotaciones.

Foto: Getty Images

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente