Samuel Sánchez: rompió la maldición de España sin ser el favorito

  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.
·5 min de lectura
En este artículo:
  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.
Beijing Olympics : Cycling Men Road Podium, Samuel Sanchez (Esp) Gold Medal, Celebration Joie Vreugde, Emotion, Beijing Peking - Juyong Pass (245 Km), Wielrennen Mannen Weg, Cyclisme Hommes Route /Olymische Spelen, Jeux Olympique /(C)Tim De Waele   (Photo by Tim De Waele/Getty Images)
Samuel Sánchez en lo alto del podio de Pekín. Foto: Tim De Waele/Getty Images.

Samuel Sánchez sabía de sobra a lo que se enfrentaba nada más aterrizar en Pekín: 254 kilómetros de constante sufrimiento. Sin embargo, las sensaciones del asturiano eran “muy positivas” y ni el diferente huso horario ni las altas temperaturas de la capital china eran un problema para un Samu que “soñaba con una carrera olímpica como esta que estaba marcada con una X desde la temporada anterior cuando se publicó el recorrido”.

Cinco días después de aterrizar en la capital china, llegó la hora y Sánchez sabía que el equipo estaba con ganas y con las fuerzas suficientes para afrontar una carrera de más de 250 kilómetros: “Sabíamos que el equipo estaba a tope de moral y con piernas. Afrontamos la prueba con cierta tranquilidad y un punto de nervios, pero todo éramos conscientes que de teníamos varias opciones y que si la carrera se ponía de cara podíamos tener una buena actuación”, explica el ovetense.

Sobre el papel, la medalla no era el destino de Sánchez, que era el corredor menos laureado de un equipo español de ensueño: Alejandro Valverde, Alberto Contador, Carlos Sastre y Óscar Freire. “Valverde era la baza principal y yo estaba como segundo recurso por si la carrera se ponía difícil o se rompía antes de lo esperado. Éramos uno de los equipos favoritos y teníamos bastante presión y miedo a que la carrera no fuera como queríamos, pero todo terminó saliendo mejor que bien”, argumenta un Samu Sánchez que eligió a la perfección el ataque definitivo y consiguió colarse en el grupo que terminaría llegando a meta.

El asturiano se impuso en una carrera que no se rompió hasta la última vuelta al circuito. El australiano Cadel Evans movió el avispero con un ataque por sorpresa y realizó la criba definitiva en la que Sánchez pudo entrar. Junto a él, Davide Rebellin, Fabian Cancellara, Alexandr Kolobnev, Andy Schleck y Michael Roger se jugaban las medallas.

“Yo sabía que Rebellin era el más peligroso, no solo por su experiencia, sino porque era un ciclista rápido en este tipo de llegadas. Cancellara justo había entrado en el último kilómetro por detrás y su fatiga era mayor por el esfuerzo reciente. Yo en todo momento tenía buenas piernas y lo único que pensaba era en no quedarme encerrado en el sprint y calcular bien la distancia. Al final conseguí el oro y las sensaciones fueron indescriptibles, una detrás de otra. El teléfono se me bloqueó de tantas llamadas”, recuerda Samu.

Con su victoria, el por entonces corredor del equipo Euskaltel lograba romper una maldición que sobrevolaba sobre la delegación española, incapaz de conseguir una medalla olímpica en ruta, que no así en contrarreloj, a pesar de ser hogar de algunas leyendas más importantes de este deporte.

Con el subidón del oro conquistado, el ovetense se volvió a subir a la bici cuatro días después para afrontar la contrarreloj y cerrar su participación olímpica con el sexto puesto a 1:16 del bronce y a 2:26 de la presea dorada. “Horas antes de la contrarreloj no descartábamos nada tanto Alberto Contador (4º a 8 segundos del bronce) como yo”, aclara Sánchez. Sin embargo, su segunda intervención en los Juegos de Pekín podría no haber llegado a suceder nunca: “El autobús que nos llevaba a Contador y a mí a la crono se perdió por Pekín y casi no llegamos a la salida. Ahora me rio, pero pasamos mucha tensión y nervios”.

Samuel Sanchez (ESP) celebrates winning the gold medal after the Men's Road Race in Beijing. (Photo by sampics/Corbis via Getty Images)
Samuel Sanchez tras saberse ganador del oro olímpico. Foto: sampics/Corbis via Getty Images.

Buscando una nueva medalla como director

Lamentablemente, Sánchez no pudo repetir experiencia de participar en unos Juegos: “Por desgracia en el 2012 no pude acudir a Londres ya que sufrí una caída en el Tour y me rompí la mano y el acromio. Tenía la plaza asegurada y el billete de avión sacado, fue una pena porque siempre ir a unos Juegos es lo más bonito para un deportista”.

No obstante, el ciclismo da muchas vueltas y le podría haber surgido una nueva oportunidad para pisar territorio olímpico, en este caso como director. Este posible camino arrancó en 2017, cuando colgó la bicicleta para dedicarse en cuerpo y alma a la formación de jóvenes ciclistas. Samu decidió seguir ligado al mundo del pedal y montó desde cero, junto a su amigo y excompañero Benjamín Noval, la academia MMR-ACADEMY con la que tratan de “ayudar a los más jóvenes a dar sus primeros pasos en el mundo de los pedales y marcarles el camino para poder llegar lo más alto”, explica el propio Samu Sánchez a Yahoo. Sin embargo, el sueño de su academia y del propio asturiano es “llegar a tener nuestro propio equipo profesional y transmitir nuestros conocimientos a los ciclistas que lo integren”.

Así las cosas, en un futuro le podría llegar la oportunidad de poder ser seleccionador nacional y repetir el éxito que cosechó como ciclista aquel 9 de agosto de 2008 en Pekín, una situación que no descarta en su futura carrera como director: “Realmente sería muy bonito ser seleccionador nacional. De darse el caso, crearía un equipo de trabajo y seguimiento para llegar a las citas con garantías. Además, gracias al cometido que hacemos en estas categorías tenemos el conocimiento de todos los ciclistas emergentes y actuales del panorama nacional e internacional”.

Vídeo | Ganó una medalla de oro en las Olimpiadas de la manera más absurda

Otras historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente