San Lorenzo remontó ante Boca y se quedó con la victoria

  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.
·2 min de lectura
En este artículo:
  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.

En el estadio Pedro Bidegain y por la séptima fecha de la Liga Profesional, San Lorenzo remontó ante Boca Juniors y se impuso por 2-1.

Pese a que el Xeneize monopolizó la posesión del balón (66%) en el primer tiempo, el Ciclón contó con las mejores situaciones para abrir el marcador. Sin embargo, se encontró con buenas respuestas de Agustín Rossi y la visita pegó primero a los 28 minutos.

Sebastián Villa ejecutó un tiro libre desde la izquierda y su preciso centro fue conectado de cabeza por Marcos Rojo, quien no solo le ganó en el duelo a Jalil Elías, sino que también anticipó a Sebastián Torrico.

No obstante, el local siguió encontrando huecos para atacar con profundidad y logró nivelar las acciones a los 37'. Tras un lateral, Carlos Zambrano salió lejos y falló en el cruce, lo cual dejó mal parada su defensa. Rossi detuvo el remate de Elías, pero su rebote fue capitalizado por Agustín Giay, quien a sus 18 años marcó su primer gol como profesional.

Los dirigidos por Rubén Darío Insúa festejaron el 2-1 justo antes de ir al descanso, pero el VAR intervino y el tanto de Nicolás Fernández Mercau fue correctamente anulado, ya que había falta en el origen de la jugada de Siro Rosané sobre Alan Varela.

En el complemento, el conjunto comandado por Hugo Benjamín Ibarra había comenzado mejor, pero una vez más volvió a quedar expuesto en el fondo: a los 54', Ezequiel Cerutti, de muy buena actuación, le ganó en velocidad a Zambrano y le sirvió el gol a Adam Bareiro, quien resolvió con un golpe de cabeza.

Ibarra recurrió a los ingresos de Exequiel Zeballos y Nicolás Orsini, pero los cambios no surtieron efecto. Y a falta de un cuarto de hora para el desenlace, y tras una pisotón de Marco Rojo sobre Malcom Braida, Fernando Espinoza -asistido por el VAR- sancionó la pena máxima. Bareiro se hizo cargo, pero le erró al arco y desperdició la chance de liquidar el juego.

En los últimos minutos, Boca fue a buscar la igualdad con más empuje que fútbol. Intentó atacar con mucha gente y cargó el área con centros desde ambos costados, pero no tuvo precisión y se terminó quedando con las manos vacías en el debut de Ibarra como entrenador interino.

Foto: Gustavo Garello/Jam Media/Getty Images

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente