Santi Cañizares baja en COPE de la nube al barcelonismo con una sospecha inquietante

·3 min de lectura
Santi Cañizares tira de prudencia en COPE para valorar la buena pretemporada del Barça culminada con la goleada al Pumas en el Trofeo Gamper. Imagen vía YouTube/ Santi Cañizares
Santi Cañizares tira de prudencia en COPE para valorar la buena pretemporada del Barça culminada con la goleada al Pumas en el Trofeo Joan Gamper. Imagen vía YouTube/ Santi Cañizares

Iba a ser la Roma de José Mourinho pero acabó siendo el Pumas. El Barça disputó el Trofeo Joan Gamper y se gustó con una goleada por 6-0 ante los mexicanos. Se estrenó Lewandowski como goleador blaugrana, Pedri brilló con luz propia y hasta jugadores como Frenkie de Jong que parece que pueden salir tuvieron su cuota de protagonismo. Parece declarado el estado de felicidad en Barcelona tras una pretemporada ilusionante, pero Santi Cañizares, que siempre dice lo que piensa, ha ejercido de aguafiestas en COPE.

Para él, mostrar durante la pretemporada un estado de forma apabullante no es necesariamente sinónimo de éxito. De hecho, recela de ello, y así lo manifestó en 'El Partidazo':

"Un entrenador que tuve yo -Fabio Capello- decía una cosa y para mí llevaban razón: los equipos en pretemporada no pueden estar bien, no pueden estar con piernas, porque eso significa que no están trabajando físicamente", arrancaba Cañete. Una opinión con la que él está totalmente de acuerdo: "A mí nunca me gusta juzgar a los equipos en pretemporada, porque entiendo que es un periodo para cargar físicamente el cuerpo de cara a la temporada".

Eso lo sabemos todos, pero también hay que tener en cuenta que esta temporada va a ser atípica, con el parón por el Mundial de Qatar entre noviembre y octubre, tal y como le señalaba el presentador del espacio de COPE, Luis Munilla. Pero para Cañizares eso no influye:

"En el Barcelona no piensa nadie ahora mismo en el Mundial. Están pensando en lo suyo. Y lo suyo es que esto hay que aguantarlo hasta el mes de mayo. Y lo suyo es entrenar muy duro en pretemporada y luego si en el campo hay que hacer 500 campos, si ves que les falta a los futbolistas porque vienen con peso en las piernas, no preocuparse por eso y sí preocuparse por otros aspectos trabajados en el entrenamiento a nivel táctico: vamos a defender este año en zona, o vamos trabajar el marcaje al hombre. Eso es para mí la pretemporada".

Cerraba su argumentación el que fuera guardameta del Real Madrid y Valencia con una frase contundente: "Las alegrías de pretemporada es evidente que son mejor que las tristezas, pero me dejan sospechas".

Tomás Guasch se sumó a su bando rápidamente: "Lo que dice Santi, a mí ya me dio la impresión el día del Madrid. Yo les vi demasiados ligeros, demasiado puestos en harina. Me parecía que el Madrid era un diésel carretón, que le costaba moverse, y que el Barça parecía que tenía tres marchas más".

Así pues, si estos augurios son ciertos, no solo el Barça tiene motivos para no lanzar las campanas al vuelo. También los tienen equipos como el Bayern Munich o el PSG, que han empezado arrasando en sus respectivas Ligas mostrando un nivel físico brutal.

¿Negativismo o más bien prudencia?

VÍDEO: Tuchel: "Marcos Alonso quiere irse y lo aceptamos"