Saprissa reaparece en la escena internacional de la mano de su ídolo Centeno

Desde aquel histórico 2005 cuando ganó la Copa de Campeones de la Concacaf al Pumas mexicano, que le dio el boleto a su único Mundial de Clubes, el Saprissa no había podido trascender internacionalmente y se había tenido que conformar con el protagonismo en su liga local. EFE/Jeffrey Arguedas/Archivo
Desde aquel histórico 2005 cuando ganó la Copa de Campeones de la Concacaf al Pumas mexicano, que le dio el boleto a su único Mundial de Clubes, el Saprissa no había podido trascender internacionalmente y se había tenido que conformar con el protagonismo en su liga local. EFE/Jeffrey Arguedas/Archivo

San José, 27 nov. (EFE).- Tras 14 años de no ganar un título internacional, el Saprissa costarricense, uno de los equipos más laureados de Norte y Centroamérica, reapareció en el escenario al obtener sobre el Motagua hondureño la corona de la Liga Concacaf de la mano de uno de sus ídolos como entrenador: Walter 'Paté' Centeno.

Desde aquel histórico 2005 cuando ganó la Copa de Campeones de la Concacaf al Pumas mexicano, que le dio el boleto a su único Mundial de Clubes, el Saprissa no había podido trascender internacionalmente y se había tenido que conformar con el protagonismo en su liga local.

Pero la noche del pasado martes, con un empate 0-0 en la vuelta de la final de la Liga Concacaf ante el Motagua hondureño (1-0 global), el 'monstruo morado' se reencontró con un título internacional que suma a sus vitrinas.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

Enseguida, los puntos clave para su nuevo título:

1. LA LIGA CONCACAF Y EL REGRESO DEL 'MONSTRUO'

Esta fue apenas la tercera edición de la Liga Concacaf, un torneo con el que la confederación de esta región de América busca dar más roce internacional a los equipos de Centroamérica y el Caribe, de los que solo 6 acceden a la Liga de Campeones.

Las tres finales de la Liga Concacaf han sido disputadas por equipos de Honduras y Costa Rica: el Olimpia frente al Santos, el Motagua ante el Herediano y el Motagua contra el Saprissa.

El saldo es de un título para los hondureños del Olimpia y dos para los costarricenses Herediano y Saprissa.

El conjunto costarricense participabó por primera vez y estuvo a nada de quedarse fuera en las semifinales tras perder en la ida como visitante 2-0 contra el Olimpia y de igualar 1-1 en la vuelta hasta casi el pitido final.

Sin embargo, una reacción épica, con goles de Marvin Angulo y David Ramírez le dio al Saprissa el triunfo por 4-1 y el pase a la final.

2. LA MANO DE WALTER CENTENO

Con poco tiempo en los banquillos, pero con una amplia experiencia como futbolista, Walter Centeno, uno de los ídolos del club, se hizo cargo del equipo a comienzos de este año con un discurso romántico de un fútbol vistoso que, ante las circunstancias y algunos malos resultados, ha tenido que variar.

La Liga Concacaf es el primer título de Centeno como entrenador, lo que viene a ser un bálsamo tras perder la final de la liga local en mayo pasado contra el San Carlos.

3. LA MEZCLA DE EXPERIENCIA Y JUVENTUD

Uno de los puntos clave para el retorno del Saprissa al escenario internacional ha sido la mezcla de experiencia y juventud en el plantel.

Los más experimentados son los centrocampistas Michael Barrantes y Christian Bolaños, quienes fueron compañeros del entrenador Centeno en su época de futbolista, y que se consagraron como baluartes.

En la defensa también ha jugado la experiencia de los veteranos Roy Miller y Alexander Robinson.

La juventud del equipo está encabezada por el chico de 17 años Manfred Ugalde, un delantero con olfato goleador que ya es considerado como una joya para el futuro del fútbol de Costa Rica, así como por el extremo Randall Leal, de 22 años, ya fichado para la próxima campaña por el Nashville, la nueva franquicia de la MLS estadounidense.

Douglas Marín

Otras historias