Schwartzman le ganó a Popyrin y sigue en Flushing Meadows

·1 min de lectura

El envión anímico puede ser clave a partir de ahora. Y es que Diego Schwartzman tuvo que pasar un buen rato para derrotar por 7-6 (3), 7-5 y 7-6 (6) a Alexei Popyrin en la segunda ronda del US Open.

Fueron casi cuatro horas de partido las que necesitó el Peque para sortear este encuentro frente al australiano, quien le plantó cara al argentino y solamente perdió su saque en tres oportunidades.

Al tenista argentino, número 16 del ranking ATP, le costó en todo momento mantener su servicio. Lo perdió en una oportunidad, pero estuvo punto de quiebre abajo en reiteradas ocasiones.

Mientras tanto, al representante del país de Oceanía no lo sufrió tanto: los puntos y los games fueron largos pero en varias oportunidades los sellaba con su saque en limpio, sin ceder ni un punto.

Es por eso que el tie-break fue necesario para que el Peque pueda sacar ventaja en el partido y, a su favor, lo efectivizó las dos veces que lo afrontó. En los desempates, el bonaerense registró cinco mini-quiebres.

Fueron dos primeros partidos duros para Schwartzman, quien ya puso su nombre en la tercera ronda del cuadro principal del US Open, instancia en la cual se enfrentará al ganador de Jason Kubler-Francis Tiafoe.

Foto: Getty Images