Lo que dijo Scocco es una gran verdad: el River de Gallardo es el único equipo que no "disfruta ganar"

Franco Formoso
·2 min de lectura

Lo que dijo Ignacio Scocco es una gran verdad: River, y más precisamente el River de Gallardo, no permite quedarse en los laureles. Siempre hay que ir por más. ¿Será este el secreto del éxito y de la supremacía por encima del resto de los equipos argentinos?

Ignacio Scocco lo soltó prácticamente al pasar en ESPN. Pero dijo una gran verdad que no muchos advirtieron y que pinta a River de cuerpo entero. Los jugadores de Marcelo Gallardo no tienen demasiado tiempo para disfrutar de los logros conseguidos. Es más, digamos que directamente no disfrutan porque ya están pensando en el próximo objetivo.

No es casualidad que el Millonario se haya transformado en una máquina de competir y de ganar, tanto local como internacionalmente. No fue magia, fue la llegada de Marcelo Gallardo la que trajo consigo esa exigencia de sólo adorar las copas conseguidas al momento de levantarlas. Pero cuando termina el día, ya hay que enfocarse en otra cosa.

Después de la Copa Libertadores viene el torneo local, después de ellos hay que seguir con la vara alta y no decepcionar a los hinchas (igual, ¿quién se decepcionaría después de haber ganado tanto?). Es cierto que a veces, cuando el equipo no responde, uno se descoloca y se comienza a preguntar qué es lo que pasa con un plantel que tranquilamente podría pelear en otras ligas importantes del mundo.

La respuesta es siempre esa: Gallardo. Así como los jugadores no disfrutan, los hinchas también se acostumbran al éxito y cuando viene una pálida la magnifican en gran medida. Eso es producto del éxito prolongado y del trabajo minucioso que realiza el entrenador día a día. En River no se relajan, todos los partidos son importantes. Y aunque a veces parezca lo contrario, puertas adentro saben que la totalidad de los compromisos son finales a disputar.