Se acabó el ‘Isco, Isco’: de ídolo a las polémicas extradeportivas

  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.
  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.
Goal.com
Goal.com

Isco fue este martes noticia por un enganchón con un programa de humor (La Resistencia). Hace poco lo fue por contestar a un exjugador madridista, Rubén de la Red, y denunciar que no gozaba de las mismas oportunidades que sus compañeros. Y unos días antes, por tener un feo gesto con Chendo, mito del madridismo y ahora delegado del equipo, del que se apartó camino de los vestuarios.

También ironizó en redes sociales sobre la presunta mala relación que tenía con Sergio Ramos, dio un
polémico ‘me gusta’ a una publicación que denunciaba su suplencia y se encaró con el Bernabéu al grito de “Qué queréis” cuando fue silbado.

Este no es un repaso a su trayectoria durante muchos años, es lo que ha pasado con Isco en apenas dos meses, un tiempo en el que es única y exclusivamente noticia por polémicas y lo que hace fuera del terreno de juego, y no por su trabajo o su lucha por convencer a Solari de que merece el protagonismo que por talento le corresponde.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Es sorprendente lo que ha pasado con el malagueño. De ser el ojito derecho del Bernabéu, del ‘Isco, Isco’ con cualquier detalle por intrascendente que fuera, a los pitos y, lo que es peor, el olvido. Del respaldo absoluto de la prensa, que le apoyó sin descanso en esa pugna por un puesto en el ‘11’ que tenía con Gareth Bale, a la indiferencia más allá de dar bombo a sus salidas de tono extradeportivas.

Recordemos que Isco era el llamado a liderar a la selección española en el pasado Mundial, nada menos, y venía de ser titular ya indiscutible en el tramo final de la pasada temporada con el Madrid levantando su tercera Champions seguida. No hablamos, pues, de un cualquiera, y entre los futbolistas así es habitual que se abandonen cuando el entrenador les margina, especialmente en los que tienen el estatus de estrella.

Pero a mí me gustaría haber visto otra cosa en el talentoso mediapunta. Recuerdo cuando Capello apartó del equipo a todo un Beckham, allá por la temporada 2006/07. El inglés, la mayor celebridad que ha visto el mundo del fútbol, lejos de resignarse y esperar a su salida en verano, se rebeló como solo los grandes lo hacen, con una ética impecable de trabajo que convenció al técnico italiano. Acabó siendo clave en una de las mejores Ligas de la historia del Real Madrid. Me temo que con Isco no va a suceder lo mismo.

También te puede interesar:

El desprecio intolerable de Bale y la humillación de que Lucas le mande al banquillo

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente