Sedientos residentes de Tokio critican plan de venta de alcohol durante JJOO

·2 min de lectura
Imagen de archivo del chef de un izakaya, un bar de estilo japonés, preparándose para cerrar el local cerca de las 20.00 horas, en medio de la pandemia de COVID-19 en Tokio

Por Sam Nussey

TOKIO, 22 jun (Reuters) - Los organizadores de los Juegos Olímpicos planean permitir la venta de alcohol a los espectadores de Tokio 2020, informó Kyodo News el martes, lo que generó críticas de los residentes de la capital que enfrentan restricciones en los bares para evitar la propagación del coronavirus.

Se servirá alcohol en las sedes olímpicas en horarios limitados, informó Kyodo, citando fuentes no identificadas, una decisión que sigue a la aprobación el lunes de la presencia de hasta 10.000 espectadores nacionales en las sedes de los Juegos el próximo mes.

La presidenta de Tokio 2020, Seiko Hashimoto, dijo el lunes que los organizadores están evaluando aún si se servirá alcohol en los lugares.

La semana pasada, el gobierno puso a la capital en un estado de "cuasiemergencia", que permite beber en pequeños grupos durante cortos periodos de tiempo, pero ofrece un limitado auxilio a los atribulados bares, restaurantes y locales nocturnos de Tokio.

"El mayor problema es el trato preferencial: los eventos son buenos, pero los cines son malos. Los Juegos Olímpicos están bien, pero los sitios en vivo no son buenos", escribió @save_the_cinema en Twitter, la campaña de financiación de emergencia para los cines de autor.

Las reuniones sociales con bebidas alcohólicas han sido un objetivo de la acción del gobierno, ya que se considera que provocan infecciones al fomentar el habla en voz alta, el contacto cercano y la permanencia prolongada en los bares.

La aprobación de la venta de bebidas alcohólicas durante los Juegos podría ofrecer un rayo de esperanza para patrocinar a Asahi Group Holdings, que tiene los derechos exclusivos para ofrecer su cerveza lager superventas "Super Dry" a los sedientos aficionados deportivos.

Los patrocinadores olímpicos, que aportaron un récord de 3.000 millones de dólares para respaldar los Juegos de Tokio, han reducido sus planes de márketing por temor a una oposición pública generalizada.

"Nunca volveré a beber cerveza Asahi. También recordaré a los otros patrocinadores y quiero evitarlos por el resto de mi vida", dijo Keiko Ota, abogada, en una publicación de Twitter.

Las preguntas sobre el alcohol se han convertido en un punto focal de la ira popular, en parte debido a la percepción de que las autoridades están dando prioridad a los Juegos sobre la restauración de la normalidad en la vida diaria.

"Es necesario pensar detenidamente sobre la prohibición del alcohol" en Tokio 2020, dijo Toshihiro Nikai, secretario general del gobernante Partido Liberal Democrático.

(Reporte adicional de Rocky Swift; editado en español por Carlos Serrano)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente