El seltzer se impone como 'la bebida del verano' gracias a los millennials

Yahoo Finanzas
Las ventas del seltzer han aumentado en un 210% en los últimos seis meses. Foto: Abel Uribe / Shannon Kinsella / Chicago Tribune / TNS a través de Getty Images.
Las ventas del seltzer han aumentado en un 210% en los últimos seis meses. Foto: Abel Uribe / Shannon Kinsella / Chicago Tribune / TNS a través de Getty Images.

Dueños de las redes sociales, los internautas más jóvenes dictan sus preferencias y las grandes empresas los tienen muy en cuenta.

A inicios del verano, la marca Four Loko lanzó al mercado un prototipo de esta bebida carbonatada nada menos que con un contenido de alcohol del 14%, que sería como beberse cuatro cervezas en una.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

No por gusto la compañía lo calificó como “el seltzer más duro del universo”, pues supera con suficiente ventaja a White Claw, el líder de la industria de los hard-seltzer.

Concebidos desde siempre como una alternativa a las bebidas alcohólicas, estos seltzers duros han llegado para impactar en el segmento más joven de la población de consumidores, en una industria —como advierte Sheila Marikar, de The New York Times— cuyo auge atrae millones de dólares en inversiones de capital de riesgo.

Como lo apunta la analista, esta gama de seltzers variados, encabezados por LaCroix, Canada Dry, Spindrift o Waterloo, satisfacen la demanda de los consumidores.

Y las estadísticas son claras. Tanto los anteriores, como Truly o White Claw están llegando a millones de manos: en la primera mitad de 2019, los estadounidenses gastaron 389 millones de dólares en este tipo de bebidas carbonatadas, en un aumento del 210% desde 2018.

A estas alturas seguro que ya te has hecho la pregunta: ¿pero qué es el seltzer? Para explicarlo de forma sencilla, se puede decir que se trata de agua con gas a la que se añade un toque de sabor con productos naturales como esencias de fruta. La gran diferencia respecto a las ya “pasadas de moda” Coca Cola, Pepsi o Sprite es que no contienen azúcar (por tanto nada de calorías) ni ningún producto artificial que pueda impactar de forma negativa en la salud. Y, como ya has podido leer, a veces se les añade alcohol (aunque esto realmente no es que sea muy saludable).

Símbolo de status

Para Marikar, el sector ha logrado esta expansión después de entender la fijación que tienen los millennials con la salud y el bienestar, los alimentos naturales y las bebidas sin sintéticos. De hecho, los más jóvenes prefieren el seltzer por encima de los refrescos tradicionales.

Esta afinidad por el seltzer es apenas la última manifestación de la creciente industria de la salud y el bienestar, que en paralelo se ha convertido en un símbolo de estatus entre los estadounidenses.

Aunque ahora sea el seltzer el que se halle bajo los focos mediáticos, en muchas de las elecciones de estilo de vida de los millennials se hace evidente la tendencia que sustenta su impresionante auge. Considerados por Sanford Health como “la generación del bienestar”, los más jóvenes destacan por su mayor gasto en salud y en bienestar.

De ahí que las opciones de estilo de vida más saludables estén dejando su huella en los objetos de consumo de esta generación. Como lo advierte The Atlantic, uno de los ejemplos son los elegantes termos en forma de botella, como S'well, que pueden costar entre los 50 y los 100 dólares, y que los millennials han convertido en un indicador de status social.

En estos últimos tiempos, cada vez más estadounidenses se inscribieron en costosas membresías de gimnasios, como el Performix House, de Manhattan, que cuesta 900 dólares al mes, o en la cadena de gimnasios Equinox, de 200 dólares mensuales.

A ello se suma el acceso a las comidas supuestamente sanas, la compra de alimentos orgánicos en tiendas caras como Whole Foods, o de jugos verdes que pueden valer hasta diez dólares.

Artículos relacionados que te pueden interesar:

Otras historias