Sergio Ramos se despide del Real Madrid entre lágrimas

·2 min de lectura
Sergio Ramos no pudo reprimir las lágrimas durante su despedida.
Sergio Ramos no pudo reprimir las lágrimas durante su despedida.

No hubo drama final, aunque sí mucha emoción. Sergio Ramos deja el Real Madrid tras 16 temporadas vistiendo de blanco, en los que ha ganado cuatro Copas de Europa, cuatro Mundiales de Clubes, tres Supercopas de Europa, cinco Ligas, dos Copas del Rey y cuatro Supercopas de España. 

Hubo foto con todos los trofeos, palabras de agradecimiento y lágrimas. Muchas lágrimas. Abrió el acto Florentino Pérez, quién se mostró tremendamente agradecido con el camero, al que recordó como su primer fichaje de un futbolista español. 

"No olvidaré el 8 de septiembre de 2005 cuando Sergio llegaba al Bernabéu para ser presentado. Tenía unas ganas inmensas de comerse el mundo, fue mi primer fichaje de un jugador español, un chaval de Camas con una fuerza descomunal, un fichaje que no resultó sencillo, pero estábamos convencidos de que su llegada iba a marcar una época", ha dicho el presidente visiblemente emocionado.

Ramos, sin embargo, no pudo mantener la compostura. Nada más comenzar su alocución, hizo un recuerdo a su familia que le resquebrajó por dentro. "Ha llegado el momento. Uno de los más difíciles de mi vida. Uno nunca está preparado de decir adiós al Real Madrid. Llegué de la mano de mis padres...", acertó a decir antes de romper a llorar. "Tenía 19 años, era solo un niño. Hoy tengo una familia. Llegué estando muy unido y me voy con esa grandeza de familia", completó después de una muy necesaria pausa.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

No hubo reproches, ni rastro de una guerra que se ha vivido soterradamente a lo largo de estos meses entre representantes oficiosos de ambos bandos que no lograron llegar a un acuerdo de renovación. No es que ambos bandos hayan hecho las paces, pero tanto el club como el futbolista mantuvieron las formas en un acto a la altura del legado del jugador en la entidad blanca. 

"Quiero agradecer a mi club, a ti presidente, por todo tu cariño, a mis compañeros, a los entrenadores, a los empleados del club, a los que considero familia, miro a la cara de cada uno de vosotros y es inevitable emocionarse. Y, por supuesto, agradecer a la afición. Me hubiese gustado despedirme en nuestro estadio, en el Santiago Bernabéu, pero no ha podido ser", recitó Ramos.

El defensa andaluz sí que dejó claro que este no es el final del camino para él: "Se cierra una etapa maravillosa, única en mi vida. Pero se abre una etapa en la que quiero demostrar mi mejor nivel y añadir a mi palmarés algún título más". Aunque cerró con un mensaje claro: "Volveré".

Vídeo | Esta hincha de 100 años es capaz de movilizar un estadio entero con su pasión

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente