El Sevilla mantiene el ritmo de Barça y Real Madrid

Madrid, 24 nov (EFE).- El Sevilla, con un nuevo ejercicio de sobriedad, se llevó los puntos de Zorrilla al imponerse al Valladolid con un tanto de penalti del argentino Ever Banega (0-1), lo que le permite mantener el ritmo de Barcelona y Real Madrid, que comandan LaLiga Santander.

El conjunto de Julen Lopetegui volvió a ser un bloque, bien estructurado, estudiado y armado. Y con ello extendió a seis los partidos sin perder y acumula catorce de los últimos dieciocho puntos en juego, lo que le mantiene a tan solo uno de barcelonistas y madridistas y le permite ser tercero al superar al Atlético de Madrid.

La vuelta de la actividad de las selecciones, a la que llegó con el buen sabor de boca del triunfo en el derbi ante el Betis en el Benito Villamarín, no supuso cambio alguno en el rumbo del Sevilla, que ya es el mejor equipo de la competición lejos de su estadio.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

El gol del triunfo, no obstante, llegó pronto de pena máxima cometida sobre Manuel Agudo 'Nolito' y con las protestas del conjunto pucelano, porque el colegiado mandó repetir el tiro de Ever Banega al considerar que Jordi Masip, que detuvo su disparo, se había adelantado antirreglamentariamente. El argentino volvió a ser el elegido y no falló.

Aunque el conjunto de Sergio González no se rindió, el Sevilla manejó con cierta solvencia el choque. Incluso el larguero se alió con el cuadro sevillano en un remate de un exjugador suyo como Sandro Ramírez. Todos los demás intentos locales murieron sin resultado alguno y los puntos volaron para el Ramón Sánchez Pizjuán.

La mala noticia para Julen Lopetegui fue la expulsión en la prolongación del argentino Lucas Ocampos, uno de los hombres clave de este equipo. El extremo de Quilmes se perderá el próximo encuentro ante el Leganés.

El Athletic consolidó su posición en zona europea al derribar el fortín de El Sadar, donde no perdía Osasuna desde abril de 2018 (ante el Tenerife, en Segunda). Y tuvo que ser un ex del cuadro rojillo, Kenan Kodro, el que acabó con tan magnífica racha.

El exosasunista desequilibró definitivamente el encuentro con una diana a los 79 minutos, tan solo tres después de que el infatigable argentino Chimy Ávila hubiera devuelto las tablas al marcador (m.76), ya que Iñaki Williams había estrenado la cuenta (m.21) justo el día en el que se convirtió en el jugador del Athletic que jugaba más partidos seguidos con 133.

La primera victoria de la campaña lejos de San Mamés sitúa al cuadro de Gaizka Garitano quinto al superar a la Real Sociedad, con la que está empatada a 23 puntos

Joselu Mato, con un doblete en el tramo final (m.85 y 91) liquidó el duelo vasco en Ipurúa entre el Eibar y el Alavés, que también estrenó su casillero de triunfos como visitante.

El delantero gallego, que había reemplazado a los 72 minutos al enrachado Lucas Pérez, resolvió un partido en el que el Eibar no supo aprovechar sus ocasiones y ahora, tras dos derrotas seguidas, queda en una situación incómoda, a tan solo tres puntos de la zona roja, por cuanto el Celta, que había encadenado cinco partidos perdidos consecutivos, respiró con un triunfo en La Cerámica ante el Villarreal (1-3).

Aprovechó el cuadro vigués la irregularidad del Villarreal, que enlazó su cuarto partido sin ganar. Aunque el nigeriano Samu Chukwueze, candidato a mejor jugador joven africano, pareció encaminar la remontada de los de Javi Calleja al igualar (m.59) el tanto del danés Pione Sisto (m.54), emergió en el bloque gallego la figura de Iago Aspas, su gran referente.

El delantero gallego devolvió el mando al aprovechar un balón dentro del área tras un lanzamiento de falta (m.80) y en la prolongación puso la puntilla con un gran contragolpe, iniciado desde campo propio, que resolvió con clase tras regatear al meta Sergio Asenjo. Fin a una pésima racha y primera victoria para Óscar García en el banquillo celeste.

Mucho más lejos le queda la salvación al Espanyol. Aunque el cuadro de Pablo Machín sumó el primer punto de la temporada en el RCDE Stadium, el empate ante el Getafe (1-1) le sabe a muy poco.

El tanto del chino Wu Lei al borde del descanso anuló el gol inicial de Jaime Mata (m.3). En la segunda parte, aunque lo intentó por todos los medios, el orden del bloque de José Bordalás se impuso a las ansias espanyolistas. Incluso por momentos temieron por otra derrota. Jorge Molina envió un balón a la madera y Diego López tuvo que mostrar su concentración ante el delantero del cuadro madrileño, que tras dos empates seguidos queda a dos puntos de Europa.

José Antonio Pascual

Otras historias