La sexta extinción se está acelerando

Yahoo Noticias
La sexta extinción se está acelerando
La sexta extinción se está acelerando

Que estamos en mitad de una gran extinción – la sexta según los registros fósiles – es una evidencia que pocos se atreven a negar. Pero las malas noticias no acaban ahí, porque según se explica en un artículo reciente, el ritmo de esta extinción se está acelerando.

¿Cuánto? En su estudio, los investigadores han encontrado 500 especies al borde de la extinción, y que probablemente desaparezcan para siempre en los próximos 20 años. Este mismo número, quinientas especies, son las que se han extinguido en los últimos 100 años, así que podemos hacernos una idea de la dimensión del problema.

Estas 500 especies tienen menos de 1.000 individuos, que es la cifra que se ha considerado como límite para determinar si estaban al borde de la extinción. Pero por si nos cabe alguna duda, la mitad de ellas tienen menos de 250 individuos; y de las que hay datos, la práctica totalidad han visto cómo sus poblaciones descendían de manera notable en las últimas décadas.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

Pero es que, además, hay otros factores a tener en cuenta que pintan una imagen aún peor. Una de ellas es el efecto dominó: como los ecosistemas son sistemas muy complejos y compenetrados, la desaparición de una especie puede suponer – y de hecho, muchas veces supone – la desaparición de otras. Si desaparece, pongamos, una especie de herbívoro como la liebre, todas las rapaces, felinos y otros depredadores que dependan de ella desaparecerán. Pero también se verán afectadas las especies de plantas, algunas caerán mucho en número, y si otros animales dependen de las plantas que desaparezcan se encontrarán en problemas. Y así a lo largo de todo el ecosistema.

Al incluir este factor en el análisis, el número de especies aumenta y mucho. Hay 388 especies, detectadas en el estudio, que comparten regiones y ecosistemas con las que están al borde de la extinción, que pueden sufrir el efecto dominó, y que ya están en declive.

El artículo tiene un detalle muy importante, y es el abanico de especies estudiadas. Para llegar a estas conclusiones, los investigadores se han centrado en datos de 29.400 especies de vertebrados terrestres, y todos los datos se han sacado de las listas rojas de la UICN, uno de los organismos internacionales de conservación más prestigiosos.

Podríamos pensar que centrarse únicamente en vertebrados puede dar resultados sesgados… y en parte puede ser cierto. Pero también hay que recordar que los datos de vertebrados – reptiles, anfibios, aves y mamíferos, principalmente – suelen ser de los mejores en cuanto a calidad, y bastante homogéneos para poderlos comparar.

Estos resultados deberían servir para lanzar la voz de alarma, para darnos cuenta del riesgo que puede suponer esta pérdida de biodiversidad, ya que se verían afectados los servicios de los ecosistemas. Que nos sirva para fijarnos en lo que deberíamos proteger cuando volvamos a arrancar como sociedad.

Más historias que te pueden interesar:

Otras historias