Simeone podrá finalmente sentarse en el banquillo ante el Barça

La sanción ha prescrito y por tanto puede dirigir a su equipo desde el banco ante el Barcelona en las semifinales de la Supercopa de España.
La sanción ha prescrito y por tanto puede dirigir a su equipo desde el banco ante el Barcelona en las semifinales de la Supercopa de España.

Buenas noticias para el Atlético de Madrid y para su técnico, Diego Pablo Simeone, tras conocer que sí podrá dirigir a su equipo desde el banquillo en las semifinales de la Supercopa de España que les enfrenta ante el Barcelona.

La Copa del Rey se puede ver esta temporada en DAZN. Suscríbete entrando aquí por 9,99€ al mes con el primer mes de prueba gratuito

El Cholo había sido sancionado con ocho partidos tras el partido de vuelta de la Supercopa de 2014 (cuatro por infracción grave y cuatro por infracciones leves).

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

La reglamentación de la competición articulaba que las sanciones de carácter leve se debían cumplir en la misma competición, algo que no le había tocado aún hacer al Atlético, mientras que las de carácter grave se cumplirían en cualquiera de las competiciones. Por ello, Simeone cumplió cuatro partidos (los de carácter grave), pero no así los otros cuatro.

Pese a que la reglamentación cambió para evitar precisamente lo que ocurrió con Simeone y los partidos de sanción se cumpliera en la competición inmediatamente posterior, existen varios artículos que hablan de cómo prescriben las sanciones.

El artículo 78 de la Ley 10/1990, de 15 de octubre, del deporte, relativo a la prescripción de sanciones y el artículo 80.2 dejan claro que la sanción ha prescrito:

“Las sanciones prescribirán a los tres años, al año o al mes, según se trate de las que correspondan a infracciones muy graves, graves o leves, comenzándose a contar el plazo de prescripción desde el día siguiente a aquel en que adquiera firmeza la resolución por la que se impuso la sanción, o desde que se quebrantase su cumplimiento si éste hubiera comenzado”.

Algo que se refuerza y refrenda en el artículo 9.2 del Código disciplinario de la RFEF que afirma que “2. Las sanciones prescribirán a los tres años, al año o al mes, según se trate de las que correspondan a infracciones muy graves, graves o leves, comenzándose a contar el plazo de prescripción desde el día siguiente a aquél en que adquiera firmeza la resolución por la que se impuso la sanción, o desde que se quebrantase su cumplimiento si éste hubiera comenzado.”

De este modo Simeone podrá sentarse en el banquillo rojiblanco para las semifinales de la Supercopa entre Barcelona y Atlético, así como en la final si los colchoneros derrotan a los azulgranas.

Otras historias