Los Sixers mostraron carácter para nivelar la serie frente a Miami

  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.
  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.
  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.
  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.
·2 min de lectura
En este artículo:
  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.
  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.
  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.
  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.

La serie de semifinales de playoffs de la Conferencia Este tomó otro color a partir de la reaparición de Joel Embiid desde el Juego 3. Philadelphia 76ers alcanzó mayor paridad frente a Miami Heat y pasó del 0-2 al 2-2 gracias a los dos éxitos recientes en el Wells Fargo Center de Pensilvania.

En el local afloró el carácter y tuvo este domingo otra gran presentación para imponerse 116-108, con James Harden como principal figura y las destacadas compañías del mencionado pívot camerunés y Tyrese Maxey.

La Barba, ex Houston Rockets y Brooklyn Nets, sobresalió como máximo artillero con 31 puntos (8 de 18 en tiros de campo) en 40 minutos, sus triples clave (6 de 10 en ese rubro) en el cuarto final para despegarse en el resultado y la efectividad desde la línea de libres: 9 de 10.

Embiid, por su parte, colaboró con 24 tantos y 11 rebotes, Maxey firmó 18 además de una asistencia cerca del cierre a Tobias Harris (cerró con 13) que finiquitó las posibilidades de la visita y Danny Green logró 11.

Por su parte, Jimmy Butler volvió a cargarse el equipo al hombro, registró 13 de 20 desde el campo para un total de 40 puntos y estuvo acompañado por Bam Adebayo, autor de 21. Sin embargo, sus producciones no fueron suficientes.

La virtud de los Sixers radicó en el temperamento con el que afrontó este cuarto partido, en el que se mantuvo al frente tras dos cuartos reñidos (30-28 y 34-28), mientras vio cómo su rival le descontó al finalizar el tercero (29-25).

En el último episodio aparecieron los tiros cruciales y a distancia de Harden, para generar un fuerte envión y desatar los festejos en Philadelphia. La serie volverá a Florida desde el martes, con la obligación del Heat de cortar la racha negativa y hacer pesar la localía para mantener su ilusión de alcanzar la final de Conferencia.

Foto: Mitchell Leff/Getty Images

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente