Sport Boys se quedó sin presidente y con un futuro gris

El club boliviano está sin presidente, sin DT y con varias deudas por lo que no podría jugar en el reinicio del torneo Clausura.
El club boliviano está sin presidente, sin DT y con varias deudas por lo que no podría jugar en el reinicio del torneo Clausura.

Sport Boys está en peligro de quedar fuera del torneo boliviano e incluso desaparecer tras la salida de su presidente Carlos Romero, quien tuvo que irse de Bolivia luego de la renuncia de Evo Morales a la presidencia de Bolivia.

Hay una gran duda sobre el futuro del club de Warnes, la directiva de la institución debía tres meses de sueldo a sus jugadores y hace poco su presidente dejó Bolivia sin nombrar a su sustituto para que se haga cargo de la institución.

En una entrevista pasada, Romero dijo que era el único que sostenía al club, que pagaba de su propio bolsillo el sueldo de los jugadores y cuerpo técnico, además que en varias ocasiones quiso dejar la institución y dedicarse a su cargo de ministro de Gobierno de Evo Morales.

Ahora con la partida de Romero, el club se quedó sin cabeza, está en riesgo de descender de categoría y la falta de pago haría que más de un futbolista deje el equipo y busque otro club.

Sport Boys fue una de las revelaciones del fútbol boliviano desde su ascenso y en 2015 se coronó campeón del torneo Apertura, por lo que jugó la Copa Libertadores de 2017.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

Otras historias