Los SSV, los T3 y varios españoles, en el foco de mira del Dakar 2021

Sergio Lillo
·5 min de lectura

Los SSV siguen de moda. Después de su récord de inscritos en 2020, con 46 vehículos (cuatro veces más que en su estreno en 2017), este año vuelven a batir sus propios números, con 59 inscritos. Como ocurriera hace 12 meses, ASO ha decidido mantenerlos en dos categorías bien definidas, aunque modificando su nomenclatura.

¿Qué diferencia hay entre los SSV o T4 y los T3 o prototipos ligeros?

Los SSV, o T4, son vehículos derivados de serie con un peso mínimo de 900 kg para motores turbo y 800 kg para atmosféricos, y con una cilindrada de 1.050 cc. 

Deben producirse al menos 500 unidades de estos vehículos en 12 meses consecutivos y deben estar matriculados en un país y cumplir con la Convención Internacional sobre Tráfico Vial. Tienen que cumplir con el reglamento FIA.

Los llamados T3, o prototipos ligeros, son vehículos diseñados exclusivamente para la competición con 900 kg de peso mínimo, con chasis tubulares específicos, y una cilindrada de 1.050 cc. 

Ambas categorías comparten un máximo de 130 litros en el depósito de combustible y un límite de velocidad de 130 km/h. Las suspensiones, que son libres siempre que no tengan sistemas activos, pueden llegar a alcanzar los recorridos de los buggies de MINI (400 mm). El diámetro de la rueda queda fijado en 381 mm (15”) como máximo.

La diferencia de precio también es enorme respecto a los coches 'grandes': por alrededor de 200.000 euros puedes correr un Dakar en SSV, pero en coches necesitarías, al menos, tres veces más presupuesto. 

¿Quiénes son los favoritos a ganar el Dakar en SSV y T3?

El plantel que conforma ambas categorías en la 43ª edición del Dakar, la quinta de estos pequeños vehículos, es de primerísimo nivel. Por un lado, en los SSV (45 participantes) tenemos al equipo oficial Monster Energy Can-Am South Racing, con Gerard Farrés y Armand Monleón a la cabeza. 

Los españoles fueron pieza clave del triunfo de sus compañeros estadounidenses Casey Currie y Sean Berriman, aunque solo pudieron acabar 11º en la general tras sufrir infinidad de problemas durante las 12 etapas. En esta ocasión llegan con ganas de pelear por la victoria, aunque sus compañeros Aaron Domzala, Reinaldo Varela y Austin Jones buscarán complicarles la vida.

"El objetivo que tenemos es luchar por la victoria, tanto yo, como el equipo Monster Energy Can-Am South Racing. El año pasado no lo pudimos hacer por los problemas iniciales, pero ayudamos durante seis etapas acompañando a Casey Currie en todas ellas a que pudiera ganar. Lo hicimos con mucho gusto defendiendo al equipo. Este año partimos con ganas para volver a luchar por todo", asegura Farrés –tercero en moto en 2017 con HIMOINSA– a Motorsport.com.

Más del Dakar 2021:

Nani Roma: "Lo que ha hecho Prodrive es un pequeño milagro" Joan Barreda, ante el que puede ser su último Dakar: "He recuperado el hambre" Los pilotos de motos dudan de las novedades del Dakar 2021

"¿Favoritos? No hay un favorito claro y es que el tema de la fiabilidad es clave. Está claro que siempre ha habido pilotos en el podio y rápidos como Chaleco López, nuestros compañeros, luego también Polaris ha hecho un equipo muy bueno... Categoría súper abiertas las dos y esperemos hacer una gran carrera, sumar experiencia, que no olvidemos que es mi tercer Dakar en cuatro ruedas y aún nos falta muchísimo. Lucharemos con todo, aprendiendo día a día y con ganas de hacerlo muy bien, que el equipo y mis patrocinadores han hecho un gran esfuerzo para estar aquí".

Precisamente el chileno Chaleco López (South Racing Can-Am), viejo conocido de Farrés en las motos, es otro de los claros favoritos, tras ganar la categoría en 2019 y sumar 17 victorias de etapa en sus dos participaciones. El español José Antonio Hinojo, quinto en 2020 en la general, es otra de las grandes bazas de Can-Am, dentro del equipo South Racing y con un Maverick X3, a diferencia de los XRS del equipo oficial. 

Polaris RZR sigue apostando por tratar de dar la sorpresa a Can-Am y para ello contará en el equipo Xtreme Plus con Marco Piana, Jérémie Warnia, dos veces campeón de Europa en quad y seis veces ganador del Quaduro del Touquet. Además, la división estadounidense alineará a dos conocidos del off road americano: Kristen y Wayne Matlock. El español Santiago Navarro, junto a Marc Solà, intentarán mejorar su 10º puesto de 2020 con su Can-Am Maverick X3 de FN Speed.

Habrá que estar atentos también al hermano pequeño de Nasser Al Attiyah, Khalifa, que debuta con un Can-Am XRS también de South Racing.

Y en los T3 (14 participantes), el despliegue de Red Bull con sus OT3 preparados por Overdrive vuelve a ser protagonista. Cristina Gutiérrez debutará en la categoría con uno de los T3 del equipo belga tras sus cuatro participaciones en el Dakar en coche y lo hará con el francés François Cazalet de copiloto (hablarán en inglés). Junto a ella estarán Seth Quintero, de 18 años, y Mitch Guthrie.

Kris Meeke, ex del WRC; liderará el asalto de PH Sport con su Zéphyr. Además, habrá que tener en cuenta a Mattias Ekström, campeón del DTM y el rallycross, que debutará en la especialidad con un Yamaha YXZ1000R preparado por X-Raid, con el que también competirá el dúo femenino Camelia Liparoti-Anett Fischer. 

El ruso Sergey Karyakin, ganador de la categoría de quads en 2017 y segundo en SSV en 2020, estará con un Can-Am Maverick X3 modificado de SNAG Racing Team. 

Desde su estreno en 2017 solo pilotos americanos han logrado la victoria final y ninguno ha repetido hasta la fecha. El espectáculo está servido.