Stefano Pioli, el resistido ex Inter que edificó un equipo campeón

  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.
  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.
·2 min de lectura
En este artículo:
  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.
  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.

Milan encontró el premio del Scudetto con su apuesta al proyecto liderado por Stefano Pioli. El estratega, de 56 años y que dirige en Italia desde hace casi dos décadas, fue el constructor de un equipo que fue de menor a mayor hasta el punto de la consagración en esta temporada 2021/22.

Cuando aterrizó en el club rossonero en la campaña 2019/20 parecía no tener un futuro claro, pero tras el regreso por la interrupción ocasionada por la pandemia, sus dirigidos crecieron para cerrar en el 6º lugar, con un 61.91% de victorias entre todas las competiciones.

En el siguiente curso, su promedio se mantuvo y registró una leve mejoría con un 64.78%, con el segundo lugar en la Serie A como destacado, mientras que el actual lo coronó con un 67.36% de éxitos.

Desconfianza por sus antecedentes

Es cierto que la trayectoria del entrenador nacido en Parma no tenía suficiente brillo como para tomar el mando de un grande en el país. Porque había alternado pasos por la Serie B (4º lugar con Sassuolo, su mejor resultado en 2010) y otros ciclos incompletos como sucedió con el equipo su ciudad natal en 2007 y en Bologna (2014).

La mejor señal de Pioli había sido la tercera posición en la que logró dejar a Lazio en 2015, aunque las intermitencias lo dejaron sin trabajo antes de completar la campaña.

Los aficionados, descontentos

La llegada de este técnico fue resistida por los hinchas rossoneri. Es que dirigió a su clásico rival, el Inter, en el curso 2016/17 y tampoco logró terminar su mandato. Con saldo de 12 ganados, 3 empatados y 8 perdidos, dejó el plantel con antelación. Y es por eso que su arribo al otro club milanés no fue visto con buenos ojos.

Luego de dos temporadas con Fiorentina, la segunda interrumpida por la falta de resultados, Pioli llegó al Rossonero, su trabajo fue in crescendo y así pudo acallar a las voces críticas.

Foto: Getty Images

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente