Stevic: "No me lo pensé ni un minuto cuando me propusieron venir al Joventut"

Oliver Stevic (i). EFE/Santi Otero/Archivo
Oliver Stevic (i). EFE/Santi Otero/Archivo

Badalona (Barcelona), 16 ene (EFE).- El nuevo pívot del Joventut de Badalona, Oliver Stevic, reconoció este jueves que no se lo pensó "ni un minuto" para aceptar la oferta del conjunto catalán una vez se desvinculó del San Pablo Burgos, a pesar de tener ofertas "de otros clubes de la Liga Endesa y de Serbia" para jugar la Liga Adriática.

"Es un honor tener la oportunidad de jugar en este club por todo lo que significa en el baloncesto español y europeo. La Penya es un club muy grande y con mucha historia, y estoy muy contento de formar parte de él", dijo el jugador serbio.

Stevic manifestó que llegar al Joventut para aportar su "trabajo defensivo" y ayudar "en cosas que no salen en las estadísticas" como ya hizo en los anteriores equipos de la Liga Endesa donde jugó.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

El pívot serbio ve a un grupo que en los últimos partidos "no va tan bien como en el mes de noviembre" cuando encadenó hasta ocho victorias consecutivas y que entre sus roles estará "ayudar en las cosas pequeñas para que vuelva al camino de hace dos meses".

Debutar el próximo sábado ante el equipo con el que entrenaba y jugaba hace una semana resultara "increíble" para el jugador, que señaló que no necesitará "scouting" para enfrentarse a sus ex compañeros. "Haré mi trabajo independientemente de quién sea el rival", comentó el jugador.

Stevic calificó su salida del San Pablo Burgos de "un poquito extraña" ya que el entrenador del equipo, Joan Peñarroya, y él estaban "de acuerdo" en que siguiera, aunque "algo cambió en la gente de club" y su etapa en el club burgalés se dio por concluida.

A pesar de ello, el jugador destacó que en Burgos tuvo "un buen momento" y atribuye el cambio de aires a "cosas del baloncesto y del deporte".

Del primer rival contra el que se enfrentará vistiendo la camiseta de la Penya, el pívot serbio, dijo que lo "primero" será "superar el gran ambiente que se vive en cada partido con 10.000 aficionados en las gradas".

En lo que al juego se refiere, apunto Stevic a que el equipo "deberá estar concentrado los 40 minutos, controlando los pequeños detalles y jugando con mucha energía. Nos espera un trabajo duro pero no es imposible ganar en esa pista".

Preguntado por los nombres propios del equipo de Joan Peñarroya, el nuevo jugador verdinegro destacó de que "dependen mucho en el juego interior de Earl Clark, de las rachas anotadoras de McFadden y de los dos bases -Ferran Bassas y Bruno Fitipaldo- que marcan el ritmo del partido".

Otras historias