Suárez y su primera decepción tras su vuelta a Nacional

·1 min de lectura

En el estadio Serra Dourada y por el partido de vuelta de los cuartos de final de la Copa Libertadores, Nacional cayó sin atenuantes por 3-0 ante Atlético Paranaense y quedó eliminado por un resultado global de 0-4.

Luis Suárez, quien había ingresado para jugar los últimos 17 minutos en el encuentro de ida en Montevideo, en esta ocasión entró en el entretiempo. Reemplazó a Emmanuel Gigliotti ya cuando su equipo perdía por 2-0.

El experimentado delantero de 35 años registró apenas dos remates -ambos desde adentro del área y uno de ellos al arco-, tocó 17 veces la pelota -cuatro veces en el área rival-, y entregó 11 pases -ocho con acierto y uno de ellos contabilizado como clave-.

En definitiva, el Pistolero no pudo hacer pesar su jerarquía. Dentro de un contexto absolutamente desfavorable, el Bolso no logró abastecerlo y él tampoco fue capaz de crearse sus propias situaciones de gol.

De esta manera, el nacido en Salto disputó su sexto encuentro por copas internacionales con el Tricolor y todavía no pudo dejar su huella en la red. Además, nunca ganó un cotejo en este tipo de competencias: cuenta con dos empates y cuatro derrotas.

Ya sin vida en la Copa Sudamericana, Suárez y compañía enfocarán todos sus esfuerzos en el Clausura 2022, en el que el ex Atlético de Madrid viene de marcar un tanto en la victoria por 3-0 frente a Rentistas por la segunda fecha.

Foto: Andressa Anholete/Getty Images