Messi: ruina y periodismo

La Libreta de Van Gaal
·5 min de lectura
Leo Messi during the match between FC Barcelona and Athletic Club, corresponding to the week 21 of the Liga Santander, played at the Camp Nou Stadium, on 31th January 2021, in Barcelona, Spain.   -- (Photo by Urbanandsport/NurPhoto via Getty Images)
Leo Messi, a día de hoy. (Foto: Urbanandsport/NurPhoto)

Conviene distinguir entre la noticia y el enfoque: es decir, el hecho de publicar un documento y la forma en que se publica. Lo primero es información pura y dura y en lo segundo entra ya la interpretación del diario en cuestión, en cuyos titulares, por supuesto, no hay palabras escritas al azar. Cuando eliges el adjetivo “faraónico” y el verbo “arruinar” y no otros, dejas claro adónde quieres ir a parar.

Que el contrato de Leo Messi esté arruinando al Barça, como sostenía este domingo el diario ‘El Mundo’, es una lectura que admite discrepancias. Parece obvio que la ingente deuda del club no es cosa sólo de Messi, como da a entender el titular, sino de una espiral desmedida de gasto en la que tienen cabida unos veteranos sobrepagados y una pandilla de medianías que nadie sabe aún cómo llegaron al club. Un delirio global del que forma también el contrato de Messi.

Uno puede entender que ‘El Mundo’ sea estos días el blanco de miles de culés que se desahogan en Twitter. En cambio a Jordi Mestre, ex vicepresidente del Barça, se le suponía un poco más de nivel. "Siempre que pasa algo en el Madrid, sale algo contra el Barça; y no creo en las casualidades". Sí, según Mestre, y según cientos, miles, de aficionados tuiteros, la publicación obedece a la última derrota del equipo de Zidane, 1-2 contra el Levante. Como si el Madrid no llevara toda la temporada perdiendo partidos. Como si el contrato durmiera en un cajón de la redacción a la espera de que la pifiara Militao. Como si el despliegue gráfico y editorial de un periódico de información general —especialmente cuidado en la edición dominical de ‘El Mundo’— dependiera de un latigazo del ‘Comandante’ Morales.

Donde también habría que presuponer un nivel (nótese el condicional) es entre la clase periodística. Entre aquellos que han criticado a ‘El Mundo’ la mayoría lo hacen por el enfoque. Nos centraremos en los otros, los que apuntaban a la publicación misma del contrato. Teniendo en cuenta que hace una semana, con la presentación de la memoria económica del FC Barcelona, ‘Mundo Deportivo’ y ‘Sport’ no hicieron la más mínima alusión al tema en sus portadas, este desinterés por los números azulgranas no nos coge por sorpresa.

“Qué casualidad que aparecen las noticias para destabilizar al Barça cuando al equipo azulgrana le va bien y el Madrid está en crisis”, protestaba Marçal Lorente, otro que no sabe cómo se gestan los periódicos, en un tuit en el que mezclaba hasta la estancia en prisión de Sandro Rosell. “Solo publican contratos de jugadores del Barça”, añadió, sin molestarse en comprobar que ‘El Mundo’ fue el diario que publicó en España al detalle los paraísos fiscales de Cristiano Ronaldo.

“No me gusta que se desvelen temas privados a no ser que esté justificado por implicaciones graves (léase fiscales, políticas o éticas). No es el caso”, opinaba Carme Barceló, que también acusaba a ‘El Mundo’ de “desviar el foco de las deudas de clubs de Madrid y crisis deportiva”. La periodista argentina Verónica Brunati calificaba como “muy buena” la exclusiva pero le ponía una objeción: “El contrato de Messi fue firmado en 2017, qué casualidad que aparezca en un diario de Madrid ahora cuando el FC Barcelona está ante la mayor crisis deportiva e institucional de su historia”. Más que una casualidad, podríamos decir que es la fecha más pertinente para publicarlo, salvo cuando se firmó.

Pero la mejor crítica la encontrábamos este lunes en ‘Sport’, que nos desvelaba que “El Mundo’ no avisó a Messi de la exclusiva”: “El argentino no tuvo derecho a dar su versión ni a defenderse de una injerencia evidente en su vida privada”, explica en este diario… Iván San Antonio. ¿Les suena el nombre? Sí, en efecto: el mismo Iván San Antonio que hace unos meses publicó un reportaje en el que acusaba a Martínez Munuera de ser madridista. El mismo que se fue a Benidorm a husmear en la vida personal y familiar del árbitro y dio por bueno lo primero que le contaron. El mismo que motivó que ‘Sport’ tuviera que publicar un derecho de rectificación del padre del colegiado y admitir que no se había molestado en contrastar la información. El mismo que no mostró el menor signo de arrepentimiento. Si cree que ‘El Mundo’ ha incurrido en malas prácticas profesionales, debería mostrar un poco de empatía.

Otras historias que te pueden interesar: