Superga, la tragedia que pudo cambiar la historia del Barcelona

Nadie en Italia se ha olvidado del Grande Toro, aquel equipo que ganó cinco 'scudetti' consecutivos y que dominó el fútbol antes, durante y después de la Segunda Guerra Mundial. Muchos aficionados recuerdan como "ganaron cinco campeonatos pero hubieran ganado cinco más". Es un récord que nadie ha superado jamás. Solo la Juventus y el Inter han logrado ganar cinco títulos consecutivos, aunque este año los 'bianconeri' podrían levantar el sexto. Sin embargo, la historia del Barcelona podría haber sido muy distinta si Ladislao Kubala hubiera aceptado la invitación del capitán del Torino, Valentino Mazzola, para unirse a la expedición.


El Toro, el mejor equipo de la época, viajó a Lisboa para homenajear al capitán del Benfica, que había decidio colgar las botas. Kubala, recientemente escapado de la dictadura en su Hungría natal, había conocido a Mazzola poco antes y recibió la invitación para jugar aquel amistoso y probarse en el Grande Toro, que sopesaba la posibilidad de incorporarle. Finalmente el húngaro declinó la invitación debido a que aquellos días esperaba la llegada de su familia, que también huía de Hungría.

SOLO BODY Superga 2

Aquello le salvó la vida pues el Grande Toro no regresó jamás. Tras salir de Lisboa el equipo hizo escala en Barcelona. Fue la última vez que se les vio con vida. A su llegada a Turín, las condiciones meteorológicas, con niebla baja, no eran favorables. Además falló el altímetro, lo que confundió al piloto Pierluigi Meroni, que cuando divisó el muro de contención de la Basílica de Superga ya era tarde. El avión se estrelló y no hubo ningún superviviente. 

SOLO BODY Superga

Tras aquel incidente a Kubala no le quedaron fuerzas para vestir la camiseta del Torino y se fue a Barcelona, donde escribió una de las primeras páginas gloriosas del club azulgrana, ejerciendo de líder del Barça de les Cinc Copes, el más perfecto de la historia hasta la llegada de Pep Guardiola como entrenador. El húngaro, de hecho, solía acudir a menudo a la Basílica y al cementerio de Turín en recuerdo del que fuera su amigo, Mazzola, y del que pudo ser su equipo.


El destino, no obstante, le reservaba un lugar en la historia del Barcelona pues fue él quien hizo que el viejo estadio de Les Corts se quedara pequeño y la directiva se decidiera a construir el Camp Nou, todavía hogar del cuadro azulgrana. Sin duda, fue una tragedia que nadie olvida y por ese motivo los peñistas italianos del Barcelona se reunieron hoy en Superga, donde la bufanda azulgrana se exhibe junto a las del Torino y no junto a las del resto de los equipos que presentaron sus respetos a uno de los mejores equipos de la historia.

Al usar Yahoo aceptas que Yahoo y sus socios puedan utilizar cookies para personalización y otros fines