La Superliga europea golpea fuerte a los clubes chicos...y a los amantes del fútbol

Javier Álvarez-Beigbeder Suárez
·2 min de lectura

Uno de los principales motivos por los que la gran mayoría de personas piensan que la nueva Superliga europea supone el fin del fútbol tal y como lo conocemos, un fútbol que nunca fue justo del todo pero si atractivo… es el incremento desproporcionado de la brecha financiera que existe entre los equipos grandes y los pequeños.

Las enormes diferencias salariales y económicas entre los equipos de un mismo país nos impedirán volver a soñar con el fútbol, volver a ver a un equipo como el Leicester ganar una liga contra todo pronóstico. Además de todo lo explicado anteriormente hay que señalar la injusticia que esta nueva medida supone para los equipos de menor entidad. La crisis por la falta de ingresos se irá amedrentando poco a poco hasta el punto en el que sostener a estos clubs sea imposible y llegue el momento de la desaparición.

Getafe v Real Madrid - La Liga Santander | Soccrates Images/Getty Images
Getafe v Real Madrid - La Liga Santander | Soccrates Images/Getty Images

Además la FIFA y la UEFA han emitido comunicados asegurando que tomarán medidas contra aquellos equipos que participen en la Superliga, que irán desde la imposibilidad de compaginarlo con las ligas domésticas y la Champions hasta la prohibición de que las selecciones nacionales recluten jugadores que estén participando en este nuevo torneo. Ambas entidades han querido ser muy claras y concisas en cuanto a su desaprobación.

Este es el comunicado de la UEFA en el que se muestra su desapego por esta nueva competición: La UEFA, la Federación Inglesa de Fútbol y la Premier League, la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) y LaLiga, y la Federación Italiana de Fútbol (FIGC) y la Lega Serie A han conocido la intención de algunos clubes ingleses, españoles e italianos de crear una Superliga europea cerrada. Si esto sucediera, reiterar que nosotros, la UEFA, la FA inglesa, RFEF, FIGC, la Premier League, LaLiga, Lega Serie A, pero también la FIFA y todas nuestras federaciones miembro, seguiremos unidos en nuestros esfuerzos para detener este falso proyecto, un proyecto que se fundamenta en el interés propio de unos pocos clubes en un momento en el que la sociedad necesita más que nunca la solidaridad.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Pero por último y más importante, están los aficionados. Esos en los que realmente no piensa nadie. Los que siempre se ven afectados cuando se alza el bien común por encima de todo, un bien común elegido por las propias élites que es común a SUS intereses.

Parece que la Superliga es la nueva realidad del fútbol europeo y quizás nos acabemos haciendo a ella, pero ahora mismo cuenta con muchos más detractores que simpatizantes.