Los talibanes prohíben el deporte femenino: "No es necesario"

·4 min de lectura
Manifestación de mujeres exigiendo sus derechos en Kabul, este 3 de septiembre.  (Photo: Wali Sabawoon via AP)
Manifestación de mujeres exigiendo sus derechos en Kabul, este 3 de septiembre. (Photo: Wali Sabawoon via AP)

A pesar de que los talibanes han dicho en público que van a hacer algunos cambios en sus políticas frente a las mujeres, en comparación su etapa de 1996 a 2001, ahora los conocemos por sus hechos: se ha anunciado la conformación del nuevo Gobierno y empiezan a tomarse medidas contrarias a sus libertades. El último anuncio: las mujeres no podrán hacer deporte. “No es necesario”, dicen.

El subjefe de la comisión cultural de los talibanes, Ahmadullah Wasiq, ha dicho que el deporte femenino no se considera apropiado ni necesario, un hecho que golpea directamente -por ejemplo- su equipo de cricket.

“No creo que a las mujeres se les permita jugar al cricket porque no es necesario que deban hacerlo. En el cricket es posible que se enfrenten a una situación en la que no se cubran la cara y el cuerpo”, le aseguró el funcionario a la emisora australiana SBS.

Señaló que “el Islam no permite que las mujeres sean vistas así. Es la era de los medios, habrá fotos y videos, y luego la gente lo verá. El Islam y Afganistán no permiten que las mujeres jueguen al cricket o practiquen deportes en los que queden expuestas”.

El Islam no permite que las mujeres sean vistas así. Es la era de los medios, habrá fotos y videos, y luego la gente lo verá. El Islam y Afganistán no permiten que las mujeres jueguen al cricket o practiquen deportes en los que queden expuestas

The Guardian señaló que los dirigentes del cricket de Afganistán afirman que no han sido informados oficialmente sobre el destino de su disciplina, aunque algunas mujeres ya han denunciado recibir amenazas por parte de los combatientes talibanes si las veían jugando.

Esta medida también podría afectar a la selección masculina, que tenía previsto un encuentro en Australia en noviembre, ya que el International Cricket Council requiere que sus 12 miembros tengan también una selección nacional femenina.

Precisamente, la conformación del nuevo gobierno talibán ha generado preocupación de Estados Unidos, Alemania, China y Japón, entre otros. En ese sentido, el Departamento de Estado de Estados Unidos emitió un comunicado en el que señaló que “no parece la formación inclusiva y representativa en términos de la rica diversidad étnica y religiosa de Afganistán”.

Entre tanto, el ministro de Relaciones Exteriores alemán, Heiko Maas, aseguró que la composición alentaba poco optimismo acerca de que los talibanes habían cambiado.

Tras el anuncio de la conformación del nuevo gobierno, cientos de mujeres salieron a las calles de varias localidades de Afganistán para reclamar sus derechos.

Las manifestaciones se realizaron en distintas zonas de Kabul, y en las provincias de Parwan, Takhar, Badakhshan y Ghazni contra la conducción que ya ejerció un brutal y opresivo gobierno de 1996 a 2001.

No queda ni un olímpico dentro

Todos los participantes afganos en los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Tokio 2020 están “fuera del país” de Asia Central, así como los dos deportistas que aspiran a clasificarse a los Juegos de Invierno de Pekín 2022, indicó el miércoles el presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), Thomas Bach.

“Ya en la jornada de clausura” de los Juegos Olímpicos de Tokio (el 8 de agosto) el COI se interesó por las “graves preocupaciones” del Comité Olímpico Afgano “por la evolución de la situación política y militar” con el regreso al poder de los talibanes, explicó Bach a la prensa.

Según el dirigente alemán, la instancia olímpica trabajó con los comités nacionales y las federaciones internacionales para “ayudar” al mundo deportivo afgano, especialmente a las mujeres, al considerar que estaban especialmente amenazadas por el nuevo poder.

“Como resultado de nuestros esfuerzos, todos los afganos que participaron en los Juegos Olímpicos y Paralímpicos están fuera del país. Dos practicantes de deportes de invierno se han ido también y continúan entrenándose, esperando clasificarse para los Juegos Olímpicos de Pekín 2022”, añadió.

De manera más amplia, “un número significativo de miembros de la comunidad olímpica de Afganistán (que integran las familias y los directivos) han recibido visados humanitarios y han podido abandonar el país”, añadió Bach, que habló de “un centenar” de personas.

Prometió que el COI “continuaría asistiendo” a los miembros del mundo olímpico que se han quedado en Afganistán para que obtengan también su visado y prolongará las becas concedidas a las deportistas “para que continúen entrenándose”.

Por su parte, el Comité Olímpico Afgano “sigue siendo el único reconocido” por el COI, así como sus miembros “elegidos en abril de 2018”.

Este artículo apareció originalmente en El HuffPost y ha sido actualizado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente