Teléfono, Gallardo: no hay necesidad de errar y perder para que Girotti tenga un lugar en el once de River

Joaquín Jary
·2 min de lectura

Con la derrota frente a San Lorenzo por 2-1, River rompió una racha de nueve partidos sin caer. El equipo tuvo la posibilidad de llevarse algo más, pero la falta de definición inicial no se lo permitió. ¿Y si es el momento de Federico Girotti? Por lo menos en el campeonato doméstico... Hoy, el juvenil ingresó y puso al Millonario, con su gol, nuevamente en partido.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Hagamos un flashback del encuentro. Cabezazo hacia atrás de Enzo Pérez aprovechado por Uvita Fernández: desventaja 0-1. Luego de ello: erró dos claras Borré, tanto como Palavecino, cabezazo afuera de Díaz -también de Martínez-, afuera De la Cruz y Carrascal... Una ocasión atrás de la otra de los dirigidos por Marcelo Gallardo: 21 tiros, ¡17 dentro del área! y no ganó.

Hasta que entró Girotti a los 61', al que un solo remate a puerta le sirvió para poner el 1-2 y sellar su séptima anotación con La Banda. Por qué no ingresa más minutos o no tiene su chance como titular, se pregunta la afición. El DT cree que aún le faltan cosas por mejorar: una de ellas, el famoso trabajo sucio de correr a los defensores y desgastarlos, y lo confirmó una vez finalizado el encuentro, cuando declaró que le piden que "colabore un poco más". En el fútbol postmoderno parece que con mandarla a guardar no basta...

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

En el cuadro que más intenta del campeonato doméstico, con un promedio de 17 oportunidades por enfrentamiento, ¿no sería ideal un centrodelantero de referencia? Para el que manda no, pero cuando los yerros y la derrota se haga presente: "Venite Puma, ya no alcanza con correr y meter, alguien tiene que mojar", dirá el míster al mirar hacia atrás.

Rosa es el color que predomina actualmente en el mundo riverplatense, por eso creo que en este contexto merece tener la cuota de confianza el joven de 21 años y no cuando las papas estén que pelen...