Ter Stegen y el Barcelona quieren pero no pueden

Goal.com


EDITORIAL

Marc-André Ter Stegen sigue sin renovar con el Barcelona, que según Sport ha visto rechazada la última propuesta realizada, a razón de 6,5 millones de euros por temporada y no hay nueva fecha para que se produzca un quinto contacto después de que los cuatro primeros hayan resultado infructuosos según la misma información. Su contrato acaba en 2022 y pide un sueldo acorde al rol de uno de los jugadores clave de la plantilla que hace años que es. El club entiende que la ampliación que firmó en 2017 está desfasada y pretende acelerar esta renovación a pesar de que no hay dinero en la caja para satisfacer sus pretensiones.

La masa salarial sigue disparada y ni siquiera están garantizados un tercio de los ingresos de esta temporada con lo que el Barcelona, igual que el resto de clubes profesionales del planeta, tampoco sabe si será capaz ni cómo de cuadrar una previsión de ingresos que ya no será tal a raíz de las consecuencias generadas por la crisis del CoVid-19 y que mantiene las competiciones suspendidas sin fecha de regreso y, por lo tanto, sin que se generen los ingresos necesarios para poder fichar y para poder renovar a Ter Stegen.

El Barcelona, de todas formas, es rehén de su propia mala gestión ya que si el portero pide una determinada cantidad es porque ve que otros con un peso menor en el devenir del equipo lo ganan. La buena noticia es que ambas partes, club y jugador, persiguen el mismo objetivo de seguir unidas pero las posturas siguen alejadas más allá de eso. Aun así, la buena sintonía por lo menos genera tranquilidad en el seno del club, que quiere trabajar sin prisa pero sin pausa en la continuidad de uno de sus pesos pesados sabiendo que primero tiene que asegurar la liquidez financiera.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

Otras historias