El momento de Tevez en Boca es superlativo: logró reconquistar a los hinchas

Franco Formoso
·2 min de lectura

Carlos Tevez pasó de héroe a villano, y viceversa: se fue a China, fue repudiado, pero volvió y se metió a la gente de Boca otra vez en su bolsillo. A fuerza de campeonatos y de actuaciones memorables, el Apache nuevamente puede sonreír vistiendo los colores del club que ama.

Corría el final del año 2016 cuando Carlos Tevez se marchó entre lágrimas de La Bombonera. Boca había ganado pero algo no estaba bien: su semblante era triste, cabizbajo, como si supiera algo que los hinchas no. Efectivamente fue así: se despidió con un video frío, confirmando los rumores que lo vinculaban a un club chino.

La decisión económica frustró a los fanáticos, que habían encontrado en el Apache un ídolo de la modernidad. Uno salido de la casa, 100% de Boca. Y éste los había defraudado. Sin embargo, como sólo los distintos saben hacerlo, Tevez dio vuelta la página y otra vez subió al Olimpo: volvió de China, se convirtió en capitán y referente y dio vueltas olímpicas que serán recordadas por siempre.

La Superliga 2019/20 que ganó Boca, en un mano a mano en la tabla de posiciones ante River, mostró a un jugador al que le volvieron las ganas de jugar al fútbol. Fue determinante, goleador. Jugó e hizo jugar a los suyos. Salió campeón, levantó la Copa. Una vez más.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

En la Copa Diego Maradona, lo mismo. Tevez fue el caudillo de un equipo que ganó una final recordada ante Banfield, en los penales, y otra vez miró a todos desde arriba en el plano local. Tevez es gran parte del resurgimiento de Boca. Si bien en lo internacional aún está en deuda, este equipo le debe mucho a la jerarquía de su máximo exponente.

Los hinchas recuperaron la confianza en su ídolo, ese al que siempre mantuvieron en el poster de sus casas pero no quisieron reconocerlo por orgullo. Ahora, las puertas de los hogares azules y oro están abiertas de par en par para Tevez, que finalmente terminará su carrera en el club que lo vio nacer.