Cuando juegan mal, se dice

La Libreta de Van Gaal
·4 min de lectura
Real Madrid's goalkeeper Thibaut Courtois celebrates during the Spanish La Liga soccer match between Real Madrid and Barcelona at the Santiago Bernabeu stadium in Madrid, Spain, Sunday, March 1, 2020. (AP Photo/Andrea Comas)
Tibó Curtuá. (AP Photo/Andrea Comas)

‘El clásico’, lo que antes era ‘el derbi’ y toda la vida ha sido y será “el Madrid-Barça”, obliga a los medios de comunicación a exprimirse las neuronas, o lo que tuvieren. Y debo decir que, por difícil que parezca, a veces siguen sorprendiéndonos.

Cuando veo vídeos como este, que Gol y Felipe del Campo trataron de viralizar el domingo (para cosas así pueden contar con mi hacha), imagino a veces el proceso que ha llevado hasta él, desde la idea hasta la producción, en este caso la costura. Como en una novela de ‘Elige tu propia aventura’, pienso si se le ocurrió a algún jefe (fin de la historia) o si nació de la sugerencia timorata -pero bien acogida- de un joven redactor. Enfilado este sendero narrativo, visualizo al redactor saliendo de la experiencia entronizado y sintiendo lástima, cierto desprecio incluso, por el resto de compañeros, cuyas carreras siguen estancadas.

Aunque el clásico estaba ya amortizado para La Libreta de Van Gaal con este vídeo, no estaba de más ver también el partido. Si atendemos al marcador, lo ganó el Real Madrid. Si hacemos caso a las portadas de ‘Mundo Deportivo’ y ‘Sport’, lo perdonó el Barça. Vinícius Junior se postuló para el Balón de Oro según algunas crónicas y demostró que la camiseta blanca le queda muy grande según otras. Nuestros medios nos procuran una visión enriquecedora de la actualidad, nada simplista.

Pocos aspectos del partido suscitarán más unanimidad que la actuación de Thibaut Courtois. El portero belga, que ya salvó varias ocasiones ante el Manchester City, dejó la puerta a cero y resolvió de nuevo momentos delicados. Si son lectores asiduos de esta columna (y además tienen buena memoria), recordarán que allá por octubre Courtois no pasaba precisamente por su mejor momento y a Josep Pedrerol no se le ocurrió otra cosa más que correr a pedir la titularidad de Areola, que había excitado a parte del personal cogiendo un balón con la mano en una salida.

Si recuerdo aquella columna titulada ‘La campaña contra Courtois’ es porque algunos lectores salieron a decirme que qué les estaba contando, que qué campaña ni campaña, que lo que pasaba era que Courtois no paraba una. Y así era: Courtois no estaba parando una. Lo cual no quería decir que fuera un mal portero ni que tuviera que irse al banquillo a la primera flipada que se marcara su suplente.

El periodismo no sólo suele prescindir de esta perspectiva, sino que además lo hace orgulloso. Habrán oído ustedes mil veces (el propio Pedrerol lo emplea mucho) aquello de “Cuando juegan mal, se dice, y cuando juegan bien, se dice también”. Si se trata de tener cintura, quizá sería bueno rebajar la rotundidad habitual:

“Si te tiran dos, te meten dos. [...] Courtois no para ni los taxis”. [Antonio Romero / Cadena Ser].

“Hay que preguntarse por qué el Madrid tiene un portero que no para una”. [Edu Aguirre / El chiringuito de Mega]

“Courtois se ha vuelto invisible”. [Julio Pulido / Cadena Ser]

“Courtois no tiene ángel” [Paco González / Cope]

“Igual que el Santo [Casillas] las paraba todas, Courtois, el pobre hombre, es el ángel caído”. [Manolo Lama / Cope]

“Se le está poniendo una cara de De Gea…” [Antón Meana / Cadena Ser]

“Va a jugar a Areola. Courtois no va a aguantar la presión del Bernabéu”. [Roberto Gómez / Teledeporte]

“Desde que llegó al Madrid, Courtois parece un pollito”. [Cristina Cubero / Teledeporte]

Otras historias que te pueden interesar: