Tiger Woods lamenta su comienzo lleno de errores en St Andrews

  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.
·3 min de lectura
En este artículo:
  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.

Tiger Woods lamentó su falta de suerte y sus errores con el putter luego de firmar una tarjeta de 78 golpes en la primera ronda de la edición número 150 del British Open. El estadounidense de 46 años tuvo problemas en los greens y nunca pudo recuperarse de un doble bogey en el primer hoyo.

El ganador de 15 majors fue honesto en su auto evaluación, admitiendo que su juego corto dejó mucho que desear. "Probablemente fue el puntaje más alto que pude haber logrado. No tuve un gran comienzo. Creo que tal vez tuve cuatro o cinco triples hoy. Simplemente no fui muy bueno en los greens y cada putt lo dejé corto", declaró ante los periodistas.

Y agregó: "Tuve problemas para golpear los putts lo suficientemente fuerte. Parecían más rápidos. Aquí realmente no tienes tanto control. Fueron rápidos. Los greens eran muy firmes pero lentos y es una combinación interesante, tampoco fuimos exactamente demonios de la velocidad. Toda la ronda tomó mucho tiempo. Fue un día largo y lento".

De hecho, la ronda le tomó más de seis horas junto a Max Homa y el campeón del Abierto de Estados Unidos, Matt Fitzpatrick. Si bien Woods reiteró su decepción con su putt, insiste en que el factor suerte se equilibró a lo largo de su carrera.

"En una ronda, a veces simplemente las cosas se dan de esa manera. Simplemente va en una dirección y parece que nunca regresa, sin importar cuán duro pelees. Luego agravé los problemas, como dije, con mi mala velocidad en los greens. Golpeé la bola en los lugares correctos un par de veces, me dejé algunos buenos putts retrasados, los ángulos correctos y los arruiné", afirmó.

"Creo que el puntaje total fue una decepción. Parece que realmente no le pegué tan mal. Sí, tuve mala velocidad en los greens, sí. Pero realmente no sentí que lo golpeé tan mal, pero terminé en lugares malos, o simplemente sucedieron algunas cosas extrañas y así son las cosas", añadió.

A pesar de un regreso frustrante a la casa del golf, Tiger disfrutó jugando en St Andrews una vez más, donde dice que la caminata fue menos difícil que en los otros dos majors que jugó este año. "Fue mucho más fácil hoy, físicamente, que en los otros dos eventos, sin duda", dijo el jugador que casi vio el final de su carrera después de sufrir múltiples lesiones en las piernas en un accidente automovilístico en febrero de 2021.

"Considerando todas las cosas, donde he estado, esperaba poder jugar este evento este año. Mirándolo a principios de año, a fines del año pasado cuando estaba rehabilitando, tratando de ver si podía hacerlo, pero de alguna manera pude jugar dos de los principales campeonatos entre entonces y ahora, lo cual fue genial. Pero esto siempre estuvo en el calendario para estar lo suficientemente bien como para jugarlo y lo estoy, ¡simplemente no hice un buen trabajo!", explicó.

Woods se enfrenta a una tarea ardua para pasar el corte del fin de semana en lo que podría ser su última aparición en St Andrews, pero sabe lo que se requerirá el viernes. "Parece que voy a tener que disparar 66 mañana para tener una oportunidad. Obviamente se ha hecho. Los muchachos lo hicieron hoy. Esa es mi responsabilidad mañana, seguir adelante y hacerlo, necesito hacerlo", cerró.

Foto: Getty Images

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente