Tigres fue sorprendido por Puebla y no pudo acercarse a los primeros puestos

·2 min de lectura

Por la jornada 15 de la Liga MX, Tigres sufrió una sorprendente caída en su visita al Estadio Cuauthémoc, por 2-1, frente a Puebla. Los dirigidos por el Piojo Herrera no hicieron pie a lo largo del encuentro y desperdiciaron la chance de aproximarse a los puestos de clasificación.

El equipo local dio el golpe a los 22 segundos de iniciado el encuentro. Desde el saque de mitad de cancha, La Franja enfiló hacia el arco rival y fue Martín Barragán quien capturó un rebote dentro del área para poner el 1-0 y sorprender a Los Felinos.

El atacante de 31 años, y uno de los goleadores del torneo, continuó generando peligro en la zona defensiva del elenco visitante, y marcó el segundo tanto a los 18'. Sin embargo, luego de una falta, el juez invalidó la acción y anuló el doblete del delantero.

Pero la postura de Puebla no cambió pese al impedimento del gol, y persistió en la búsqueda de ampliar la diferencia. A los 29', un centro desde la izquierda de Gastón Silva, sumado a una errónea salida del arquero Nahuel Guzmán, dejaron a Barragán de frente al arco. El artillero impactó de cabeza y le dio el 2-0 a su equipo.

Sobre el cierre de la primera etapa, el conjunto de Miguel Herrera reaccionó luego de un tiro de esquina desde la derecha. Francisco Córdova colocó una pelota certera a la cabeza de Samir Caetano, quien cruzó su frentazo al segundo palo y venció a Anthony Silva para poner el descuento de Tigres.

Ya en la segunda parte, los Auriazules buscaron emparejar las acciones desde el comienzo, con remates lejanos. Primero, Córdova envió su disparo por encima del travesaño, y luego fue Luis Quiñones quien ejecutó, aunque Silva evitó la caída de su valla con una gran respuesta.

Los intentos de Tigres permanecieron durante gran parte del complemento, a pesar de las pocas ideas y el poco peso ofensivo. Lo más destacado corrió por cuenta de Quiñones, quien puso a prueba nuevamente al arquero local, pero no pudo convertir.

En el cierre del encuentro, la intensidad de Quiñones no fue sólo en ataque, sino también a la hora de recuperar. El mediocampista vio la segunda tarjeta amarilla tras una dura infracción y dejó a su equipo con uno menos a los 78'.

Con la desesperación de la desventaja parcial y a pocos minutos del final, el ingresado Florian Thauvin reaccionó de manera violenta contra un jugador de Puebla, a quien golpeó, y fue expulsado por el juez, quien dejó a Tigres con nueve futbolistas.

De esta forma, Puebla dio la sorpresa como local y cosechó tres puntos vitales en busca del gran objetivo de clasificar entre los primeros ocho de la competencia. Por su parte, los Universitarios perdieron la oportunidad de arrimarse al líder del torneo, América.

Foto: Getty Images