El lado oscuro de Timbiriche que nadie se había atrevido a contar... hasta ahora

Yahoo Vida y Estilo

Esta semana Edith Márquez apareció en un serial de entrevistas en “Venga la alegría” para recordar su carrera, pero fue inevitable hablar de su paso por Timbiriche, grupo con el que soñó estar y se convirtió en una pesadilla por los malos tratos que habría recibido de sus excompañeros, y casi nadie se ha atrevido a confirmar.

(AP)
(AP)

Thalía o Paulina Rubio solo han hablado de cuando se pelearon físicamente durante un concierto, pero los recuerdos de Edith Márquez, que incluyen “bullying y bromas para ponerla a prueba”, coinciden con el testimonio de Lola Cortés, quien vivió en carne propia el terror de estar cerca de los integrantes de la agrupación que marcó época.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

Edith Márquez está consolidada como una de las mejores intérpretes en México, pero cuando la asignaron para entrar a Timbiriche a finales de los años 80 en lugar de Mariana Garza, se tuvo que ganar su derecho de piso.

Edith siempre ha sido honesta al hablar de su paso por Timbiriche, donde compartía escenario con Paulina, Alix, Thalía, Diego, Erik y Eduardo Capetillo.

"Tenían una edad perfecta para hacer bullying. El lema era 'esta es la nueva, pues que se gane el lugar'. Yo sufrí un año, me hacían travesuras tontas, en aquel entonces por la edad que tenía le daba más importancia; eran bromas muy pesadas, desconectar el micrófono, vaciar el extintor por debajo de la puerta, una serie de situaciones muy difíciles para mí", dijo al programa “El minuto que cambió mi destino”.

Márquez fue parte del grupo durante una época de gran éxito, además de que aparecía en el popular programa “Papá soltero” junto a César Costa. Sin embargo, la cantante se sentía insegura. Yo sentía que todas eran hermosísimas y que yo era un palillo sin chiste", aunque también se notaba que Edith era diferente al resto por su educación.

"Yo no encajaba porque venía de una familia muy tradicional y muy bonita, sin ofender a los demás, y ellos venían de familias no tan así. De entrada, eso no me dejaba embonar. Eran como dos bandos, el bando de los músicos y de los Timbiriches. Me costó un año ganarme el lugar, le decía a mis papás 'ya no quiero ir, la paso mal'", recordó Edith, quien por su romance con uno de los músicos tampoco convivía tanto con sus compañeros. 

Y aunque la vivencia de Márquez fue poco antes de los 20 años, Lola Cortés vivió lo mismo durante la preadolescencia, cuando formaba parte del musical “Vaselina” protagonizado por los integrantes de Timbiriche. Su experiencia no fue la mejor. "Es como estar en una escuela, yo me imagino este tipo de películas como “Chicas pesadas” y cosas así, yo era como la nerd. Fue muy difícil para mí, no hay recuerdos lindos, no son los mejores".

Casi no habla del tema, pero en una entrevista de hace varios años, Lola sí confesó algo que refleja mucho de lo que pasó: "A la fecha hay personas que no les puedo ni siquiera decir 'hola'. Alix me pintó la raya. El problema era que yo decía 'bueno, a mí demuéstrenme que son muy talentosos'. Pero era de '¿tus pantalones no son de marca?, “ay, yo viajé a no sé dónde'".

Con tal de encajar, Lola probó el alcohol y el cigarro. "Realmente llegué a hacer cosas que yo digo, ¿dónde andaba? O sea, fumé y fumé a los 13 años. Eran esas pijamadas donde todo el mundo acababa tirado en el piso, teníamos que dar función, y todos crudos, ¡a los 14 años! No había un adulto", contó Cortés.

La mamá de Lolita Cortés confirmó que las integrantes del grupo eran pesadas, pero "más Paulina". No extraña que hace poco, Mariana Garza también confirmara que no tiene ninguna relación con “La Chica Dorada”. "No me caga, pero no me llevo, porque efectivamente no coincidimos en casi nada, coincidimos en muchos años de vida, le admiro muchas cosas, pero no hay coincidencias", dijo con Adela Micha.

Quien nunca se ha escapado de la prensa ante cuestionamientos sobre sus excompañeras es Erik Rubín, aunque siempre lo hace con mesura. Sin embargo, pareciera que quien fue galán de Paulina ha sido el lazo que sigue uniendo a Edith con Timbiriche.

En noviembre de 2017, Edith apareció de sorpresa en el concierto del grupo en Puebla, y más tarde, Rubín y Márquez cantaron juntos un popurrí de Timbiriche.

Quizá nunca se sepa con exactitud todo lo que ocurría dentro del grupo, pero sí se sabe que Sasha Sökol sostenía un romance con el productor Luis de Llano. Al respecto, el otro fundador del grupo, Víctor Hugo O'Farrill, comentó en una entrevista: "Nunca se manejó una situación abierta, sino por debajo del agua. Tampoco podíamos llegar y coartarle a ella una relación que ella quería".

Parece que a todos se les escapaba el 'pequeño' detalle de que Sasha era menor de edad, como lo dijo Mariana Garza: "En ese momento, yo veía a mi amiga enamorada. Cartitas, te pones roja", comentó a TV Azteca. Incluso Sökol ha defendido ese romance con alguien mucho mayor que ella. "Con la diferencia de edad había cosas muy cercanas, y nos nutríamos, nos llenábamos y nos hacíamos muy bien", dijo Sasha sobre su relación con el productor.

Al parecer los integrantes de Timbiriche no solo se enfrentaron con la fama a muy temprana edad, sino también con situaciones propias de un adulto que los llevaron al límite. Así lo recordó Paulina Rubio en 2018: "Cuando estábamos en Timbiriche la competencia era increíble por predominar, por cantar, por brillar mucho; y ahora cuando te das cuenta que era una plataforma que te estaba preparando para la jungla, porque la industria de la música, el mundo, es una jungla".

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Fiestas, despertar sexual y descontrol parental: las revelaciones que nos deja el documental de Los Parchís

El misterio que rodea a Rafael Amaya y el comportamiento errático que lo llevó a alejarse de las cámaras

Carlos Loret de Mola, de ser el todopoderoso de las noticias en Televisa a youtuber con fines de lucro

Otras historias