Cuatro demuestra que el vídeo de la discusión entre Montero e Iglesias fue manipulado

Yahoo Noticias

A comienzos de esta semana se viralizó un vídeo, compartido entre otros por una diputada de Vox, que se usó para acusar a Pablo Iglesias de haber mandando callar durante una discusión de muy malas maneras a Irene Montero e incluso de intentar taparle la boca. El programa Todo es Mentira, de Cuatro, ha desmontado las teorías de quienes acusaban al líder de Podemos de machista por ese gesto demostrado que las imágenes fueron manipuladas y que, aunque lo parezca, en realidad ambos no estaban discutiendo.

Carla Toscano, diputada de Vox por Madrid, fue una de las muchas personas que el lunes compartieron las imágenes cargando tanto contra Iglesias como contra Montero. Se escucharon voces que acusaban al líder de Podemos de “machista” y a su compañera de partido de “sumisa”.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

Sin embargo, también hubo quien aseguró que el vídeo había sido manipulado y colgó el montaje original, en el que se veía la mosca de Cuatro y quedaba demostrado que el gesto de Iglesias sucedía al de su compañera de partido cuando ambos se daban cuenta de que estaban siendo grabados por las cámaras durante la celebración de un acto del partido en febrero de 2017. Hasta entonces se remontan las imágenes.

Que el vídeo había sido manipulado (se llegó a decir que estaba al revés) parecía evidente y que se correspondía con una escena producida en Vistalegre II era algo que se desveló ese mismo día. Pero desde el programa Todo es mentira han ido un poco más allá es su demostración de la manipulación. Fueron ellos quienes emitieron las imágenes usadas ahora contra Iglesias en mayo de 2019 para hablar de las tensiones dentro de la formación morada.

Lo que han demostrado desde el programa de Cuatro es que la secuencia fue acelerada un 25% para hacer que el gesto de Iglesias pareciese más brusco. Otro de los puntos que ha desmontado Todo es mentira es la discusión. Según recogieron varios medios, entre ellos Yahoo, manipulado o no, el gesto de enfado de Montero era evidente y parecía que estaban discutiendo. Sin embargo, su malestar no era para con su compañero de partido como parecía con las imágenes sacadas de contexto, sino para con el espontáneo que aquel día saltó al escenario interrumpiendo el acto del que Iglesias salió victorioso frente a Íñigo Errejón.

Como explican en el programa de Cuatro, lo que ocurrió fue que tras volver a su asiento Iglesias después de intentar calmar al espontáneo una vez que fue neutralizado por la seguridad del acto, Montero se refirió a este hombre con un insulto. Es entonces cuando ambos se dieron cuenta de que las cámaras estaban ahí. Ella se tapó la boca y él giró el brazo acompañando su gesto.

Todo es mentira demuestra la manipulación del vídeo de Iglesias y Montero. Ni hubo discusión ni el primero le tapó la boca a la segunda. (Foto: OSCAR DEL POZO/AFP/Getty Images)
Todo es mentira demuestra la manipulación del vídeo de Iglesias y Montero. Ni hubo discusión ni el primero le tapó la boca a la segunda. (Foto: OSCAR DEL POZO/AFP/Getty Images)

Otras historias