Toni Kroos destapa sin querer que no todo es felicidad en el Real Madrid

  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.
·3 min de lectura
En este artículo:
  • ¡Vaya!
    Se ha producido un error.
    Vuelve a intentarlo más tarde.
Toni Kroos celebra la victoria del Real Madrid en Sevilla. (Foto: Juanjo Ubeda / Quality Sport Images / Getty Images).
Toni Kroos celebra la victoria del Real Madrid en Sevilla. (Foto: Juanjo Ubeda / Quality Sport Images / Getty Images).

El Real Madrid ido un paso de gigante para ganar el título de La Liga al vencer 2-3 al Sevilla este 17 de abril en otra épica remontada. En un partido marcado por la polémica arbitral, tras una posible expulsión a Eduardo Camavinga por segunda amarilla y un gol anulado a Vinícius por presunta mano, los blancos dieron la vuelta al marcador con tantos de Rodrygo, Nacho y Karim Benzema. Todo era euforia en vestuario merengue, pero una foto compartida en las redes sociales por Toni Kroos demostró que existe un problema que no se acaba de solucionar.

Bajo el título “Statement” (“Declaración”, en referencia al golpe en la mesa que supuso el triunfo), el centrocampista alemán subió a su cuenta de Twitter una foto en la que los jugadores del Madrid celebran la victoria en el vestuario tras el partido. Aparecen casi todos los convocados para el partido ante el Sevilla, incluido un prácticamente desahuciado Isco y los canteranos Diego, que viajó como tercer portero, y Rafa Marín. Sin embargo, llama la atención una notable ausencia. Y es que no hay rastro de Gareth Bale.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

El galés estaba convocado para el duelo en el Ramón Sánchez Pizjuán y llegó a calentar en la banda, aunque finalmente no disputó ni un solo minuto. Sin embargo, no posó junto a sus compañeros en la foto con la que celebraron el triunfo que les dio medio título.

Bale sí que aparece un par de instantes en un vídeo compartido en la cuenta oficial del Real Madrid de la llegada de los jugadores al vestuario inmediatamente después del partido, pero, mientras la mayoría están festejando la victoria, él permanece ajeno a las celebraciones con rostro serio y sin hablar ni saludar a nadie.

Incluso durante su mejor época en el Real Madrid el extremo siempre ha demostrado un carácter frío e introvertido, pero ahora parece ser un elemento extraño dentro de la plantilla. No solo ha dejado de jugar, sino que permanece completamente ajeno a todo lo que tiene que ver con el club y ni siquiera es capaz de celebrar los éxitos o lamentar las decepciones. Esa era la sensación, pero la fotografía de Kroos ha servido como la prueba definitiva.

En muchas ocasiones el madridismo ha reaccionado a esa frialdad de Bale con enfado, pero ahora la afición merengue parece tomárselo con indiferencia o incluso con sentido del humor. Estos fueron algunos de los comentarios al vídeo compartido en Twitter por el club.

Queda claro que no todo es felicidad en el Real Madrid, aunque hace ya tiempo que nadie espera demasiado de Bale. El galés, que tiene 32 años, finaliza contrato el próximo 30 de junio y sus últimos meses en el club blanco están siendo muy complicados tanto en lo profesional como en lo personal.

VÍDEO | Apenas es conocido pero el humilde estadio de fútbol del Mensajero de La Palma es uno de los más bonitos del mundo

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente