Toni Kroos vuelve a ser el de siempre y además marca goles

Burak Akbulut/Anadolu Agency via Getty Images
Burak Akbulut/Anadolu Agency via Getty Images

Empezó la temporada en la tónica gris del año pasado Toni Kroos. Su campaña anterior fue para el olvido, tanto que se llegó a pensar que este año el alemán no estaría entre los 25 jugadores de la plantilla merengue. Sin embargo, hace ya un mes que no sólo estamos viendo la mejor versión del teutón, sino es que además se está soltando y está demostrando un olfato goleador desconocido hasta el momento.

En los poco más de dos meses que llevamos de competición, Kroos ha firmado tres goles. El año pasado, por comparación, sólo anotó uno en toda temporada. El alemán ha dado el paso al frente que le pidió Zinedine Zidane que diera.

Desplázate para ir al contenido
Anuncio

Ante las continuas bajas de Luka Modric y su pésimo estado físico, Toni ha agarrado las riendas del mediocampo merengue. Jugando junto a Casemiro y al sorprendente Fede Valverde, dos jugadores con un físico envidiable, Kroos ha vuelto a sus orígenes, a moverse entre líneas y buscar la portería con frecuencia.

OSCAR DEL POZO/AFP via Getty Images
OSCAR DEL POZO/AFP via Getty Images

Tanto en su temporada con el Bayer Leverkusen, cedido por el Bayern, como en la 2012-2013 en la cual se consagró campeón de Europa, Kroos solía manejarse más cerca de la mediapunta que del interior, y ambos fueron sus mejores años en lo que a producción goleadora se refiere (nueve goles en cada campeonato). Ahora está pasándole un poco lo mismo, pues el trabajo de sus compañeros en la medular le está permitiendo jugar más liberado y llegar mucho más al área rival.

Contra el Leganés, en la clara victoria del Real Madrid por 5-0, Kroos fue de lejos el mejor jugador sobre el terreno de juego, y firmó su segundo partido consecutivo anotando. Su gol fue pura calidad, pues a un balón desde la izquierda de Karim Benzema, el alemán le aplicó un suave toque con el tacón para redireccionarlo al fondo de la portería pepinera. Era su tercer gol esta temporada, decíamos, lo que le coloca como el segundo máximo anotar del equipo tras el propio delantero francés.

Además de su gol volvimos a ver al Kroos preciso hasta el aburrimiento en sus pases. Su nueva posición le permite llegar aireado a todas las jugadas y su gran visión y colocación hacen que el alemán pueda recuperar y armar la jugada ofensiva rápidamente. Su conexión en tres cuartos de cancha con Benzema está resultando de lo más positivo en este arranque de temporada, pues el galo siempre cuenta con la opción de Kroos al borde del área como una forma de desahogar las jugadas de ataque.

Como además el alemán tiene el cañón de nuevo afinado, esas segundas jugadas en las que el cuero le cae a Toni a 20 metros de la portería están convirtiéndose en una de las mejores armas ofensivas del Real Madrid este año. Ante el Leganés, además de su gol preciosista, el teutón tuvo uno de esos disparos desde el balón del área —a pase de Benzema— que rozó el palo de Juan Soriano.

Que Toni Kroos esté de vuelta son buenas noticias para el Real Madrid y para Zidane, que desde que se sentó en el banquillo en marzo del año pasado confió en que el alemán pudiera mostrar una vez más su mejor versión. De momento, no sólo ha conseguido eso, sino que además ha conseguido que el futbolista de saque el corsé táctico y aproveche su enorme calidad para llegar al área y marcar. Kroos es ahora mismo uno de los jugadores capitales de Zizou y de que continúe su buena racha dependerán mucho las opciones de su equipo de hacer una buena temporada.

También te puede interesar:

Más minutos para Rodrygo

Zinedine Zidane, acorralado por el expediente Bale y la pujanza de Raúl

A Vinicius se le acaban las excusas

Otras historias